La Mesa del Parlament, con mayoría independentista, está estudiando, según ha avanzado Catalunya Informació, la posibilidad de suspender la actividad parlamentaria. Ello se llevaría a cabo como respuesta a la exigencia de la Junta Electoral de retirar el escaño al diputado de la CUP Pau Juvillà y evitar así retirar el escaño al secretario tercero de la Mesa.

La suspensión se haría efectiva hasta que la Comisión del Estatuto del Diputado decida si Juvillà sigue siendo diputado o no. Una propuesta de Laura Borràs que tanto Esquerra como la CUP verían con buenos ojos, pero el letrado mayor ya ha advertido a la Mesa de las «graves consecuencias» de votar esta suspensión.

Los comunes, en cambio, ya han anunciado que están en contra. El diputado David Cid ha dicho en declaraciones a TV3 que «suspender la actividad parlamentaria es una auténtica irresponsabilidad; el Parlament no se puede cerrar» y ha instado a la presidenta de la cámara a «dejar de centrifugar sus responsabilidades».

Cid dice que Borràs «utiliza el Parlament de forma arbitraria, utiliza el Parlament a su servicio y no es de recibo». «Si quería suspender la actividad parlamentaria debería haberlo planteado en la Mesa ampliada que se ha celebrado hoy, lo hemos sabido por los medios», ha lamentado.

Juvillà abandona por «problemas de salud»

Mientrastanto, el diputado Pau Juvillà ha anunciado que abandona temporalmente su actividad política por «una situación de salud complicada», según un comunicado emitido por la CUP. En este comunicado, la formación ha asegurado que esto no quiere decir que Juvillà renuncie a su escaño, y el diputado ha manifestado la voluntad de mantener su condición de diputado para «garantizar los derechos de los diputados y la soberanía del Parlament».

Cabe recordar que la Junta Electoral Central (JEC) acordó el 20 de enero la retirada del escaño al diputado y secretario de la Mesa del Parlament de Catalunya condenado a medio año de inhabilitación a cargo público por desobediencia.

La JEC dio el pasado 27 de enero -se le notificó al día siguiente- cinco días a Borràs para que ejecute la resolución en la que ordena la retirada del escaño de Pau Juvillà. La Mesa del Parlament, que se reúne este martes, deberá finalmente tomar una decisión aunque tiene de plazo para ejecutar la orden hasta el próximo viernes.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: