La falta de vivienda sigue siendo un grave problema en los Estados Unidos, donde más de medio millón de personas se vieron afectadas por su carencia en 2020. Con una estimación de 161.000 personas sin hogar, California tiene la mayor población de personas sintecho del país. Y aún peor para las personas sin hogar es la situación con la atención médica y el abuso de sustancias.

Según los registros del condado de Los Ángeles, hubo un aumento del 56 % en la mortalidad entre las personas sin hogar en el condado durante el primer año de la pandemia, principalmente debido a sobredosis de drogas en lugar de COVID-19.

El informe, titulado «Mortalidad entre personas sin hogar en el condado de Los Ángeles: un año antes y después del inicio de la pandemia de COVID-19» y publicado por el Departamento de Salud Pública local, hubo 1988 muertes de personas sin hogar en el condado entre el 1 de abril de 2020 y el 31 de marzo de 2021, frente a las 1271 muertes del año anterior.

Las sobredosis de drogas fueron la principal causa de mortalidad en ambos años, con un aumento del 78 % en el primer año de la pandemia. En el año anterior a la pandemia, hubo 402 muertes por sobredosis fatales, que aumentaron a 715 muertes en el año posterior al brote. El propio COVID-19 se cobró la vida de 179 personas sin hogar en 2020.

«Los hallazgos en este informe reflejan un verdadero estado de emergencia», dijo la supervisora ​​del primer distrito, Hilda L. Solis, citada en el informe de Fox News. «En una sociedad civil, es inaceptable que cualquiera de nosotros no esté profundamente perturbado por las necesidades impactantes documentadas en el informe de mortalidad de personas sin hogar de este año».

Según los datos, la enfermedad coronaria fue la segunda causa de muerte en el primer año de la pandemia, con 309 muertes, casi un 30% más que el año anterior. La mayor parte de las muertes fueron causadas por la metanfetamina, aunque la disponibilidad de fentanilo también contribuyó al aumento de las muertes.

«Una mirada más cercana a las muertes por OD también revela un aumento notable en todos los grupos de edad y raciales/étnicos, con la tendencia general impulsada en gran medida por aumentos entre las personas de 18 a 29 años (112 %), 30 a 49 (112 %) y entre latinx (84%) y negros (74%). El aumento en las muertes por OD fue ligeramente mayor entre los hombres (80%) que entre las mujeres (71%)», se lee en el informe.

Según expertos de los medios estadounidenses, la pandemia exacerbó el consumo de drogas y las sobredosis.

“El impacto de la pandemia de COVID-19 en las personas sin hogar se ha extendido claramente más allá de los efectos inmediatos de este virus nuevo y mortal”, dijo la directora de salud pública de Los Ángeles, Bárbara Ferrer, según Fox News. “La pandemia ha exacerbado los factores estresantes que ya agobian a esta población vulnerable”.

La falta de vivienda siempre ha sido un problema en Los Ángeles, particularmente en Venice Beach y Echo Park Lake. Aunque en septiembre del año pasado entró en vigor una ley que prohíbe los campamentos para dormir y personas sin hogar en áreas específicas de la ciudad, el problema persiste, según los informes.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: