Cabecera de la manifestación en Barcelona. (@MareaBlancaCAT)

En varias ciudades españolas se han producido este domingo manifestaciones reclamando una mejor atención primaria en nuestro sistema sanitario. La convocan sindicatos y varias organizaciones y plataformas en defensa de la sanidad pública adheridas a la plataforma ‘Salvemos la Atención Primaria’ que se han manifestado con el objetivo de defender la Atención Primaria (AP) o, como han argumentado, “la sanidad pública se hundirá”.

Así, unas 1.000 personas han acudido este domingo a la manifestación convocada por ‘Plataforma + Drets i + Justícia Social’ en Barcelona, bajo el lema ‘Más derechos y más justicia social’. Se han mostrado pancartas en contra de las listas de espera en los servicios sociales y a favor de una mayor inversión para la atención primaria, de la subida de las pensiones y del salario mínimo. Los participantes también han clamado mensajes como «Gobierne quien gobierne los derechos se defienden», «Luchad hasta vencer», «Queremos justicia social» y «Viva la lucha de la clase obrera».

En Madrid, la manifestación ha partido a las 12 horas desde el Ministerio de Sanidad hasta la Puerta del Sol y han participado unas 15.000 manifestantes, según las estimaciones de 110 organizaciones y organismos profesionales, sociales y sindicales, y 6.000, según las cifras de la Delegación del Gobierno.

Reclaman más inversión y recursos, así como un aumento de profesionales y volver a la presencialidad en las consultas. Tras años de recortes y deficiente gestión, la COVID-19 ha dejado al descubierto el eslabón más frágil del debilitado sistema público de salud.

También en Valencia, una concentración ha reivindicado que la Atención Primaria (AP) sea «el centro del sistema sanitario» con «la recuperación de su prestigio» tras el deterioro sufrido sobre todo a raíz del inicio de la pandemia. «Necesitamos más recursos, ser el centro del sistema, porque la Atención Primaria es la que está al lado del paciente, es el primer sitio al que acuden y debe ser así».

Por su parte, la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública organizó este domingo una movilización frente al Teatro Campoamor en Oviedo a la que se sumaron profesionales sanitarios, ciudadanos y organizaciones sociales y políticas. Advertir del «deterioro» de la Atención Primaria desde antes de la pandemia de coronavirus, de las carencias de recursos y de profesionales, así como de las barreras físicas y funcionales existentes ha sido el principal objetivo de la concentración en el centro de Oviedo.

Falta de planificación e inversión

El Estado español ha desoído durante 12 años las recomendaciones internacionales para garantizar un sistema de AP fortalecido y suficientemente dotado de recursos humanos y materiales, lo que se ha traducido en una falta de planificación e inversión para poder afrontar con eficacia la pandemia de COVID-19. Todo ello ha situado a la atención primaria española entre el abandono y el desmantelamiento.

La justificación es “cambiar la deriva actual tan crítica de la AP y obligar a las Administraciones sanitarias a comprometerse de una forma seria, adoptando medidas urgentes para la recuperación y mejora de la Atención Primaria, dejando a un lado promesas vacías”.

En España hay más de ocho millones y medio de personas mayores de 65 años. El 70% de ellas tiene enfermedades crónicas, con una media de cuatro enfermedades por persona. Las personas mayores se han tenido que enfrentar a barreras adicionales como el nuevo modelo de atención telefónica o el sistema de citas por internet.

Comparte:

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.