La marca Unidas Podemos está en el aire de cara a las próximas elecciones autonómicas y municipales, según explican desde la corporación pública de medios RNE. Tras la debacle en los comicios de Andalucía y la tormentosa relación entre Podemos e IU por la coalición con la que concurrieron, ambas formaciones han abordado una profunda reflexión sobre su futuro y sobre el papel que jugarán en el proyecto ‘Sumar’ de la vicepresidenta Yolanda Díaz de cara a las generales de 2023. Apuestan por seguir yendo juntos a los comicios regionales previstos para mayo, pero con otra marca y otras fórmulas distintas a Unidas Podemos en las que podrían tener cabida otros partidos.

Fuentes de ambos partidos han confirmado a la corporación pública de medios que mantuvieron una reunión tras las elecciones andaluzas de junio y la posibilidad de superar la marca se puso sobre la mesa, si bien no ha llegado a las ejecutivas de ambos partidos.

Mientras, sigue el diálogo entre ambas formaciones, que se acusan mutuamente de querer superar coalición que Pablo Iglesias y Alberto Garzón sellaron en 2016 para mantener un perfil propio de cara a las generales y dentro del proyecto ‘Sumar’.

“El espacio político goza de buena salud”

Este jueves, el portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, ha señalado ante los medios en el Congreso que las noticias publicadas a este respecto son “imprecisas” y que no hay ningún tipo de nuevo acuerdo respecto a las marcas con las que ambos partidos concurrirán a las elecciones autonómicas y municipales. En caso de haberlo, ha asegurado, se informará. También ha dicho que no está “al día” de los trabajos de organización de ambos partidos.

El ministro de Consumo y líder de IU, Alberto Garzón, ha aclarado igualmente ante los medios de comunicación que la marca con la que Podemos e Izquierda Unida concurrirán a las municipales y autonómicas “depende de las federaciones” y los partidos en esos territorios: “Tienen que acordar cómo se llaman. Se pueden llamar Unidas Podemos perfectamente oportuno o pueden utilizar otras fórmulas” como ocurrió en Andalucía.

“Ellos decidirán la marca porque lo que es el espacio político goza de muy buena salud”, ha remarcado sin embargo. Así, ha subrayado que desde IU se está “promoviendo el máximo número de acuerdos con Podemos y otras fuerzas políticas” para las municipales y autonómicas y que su intención es repetir “como mínimo” las uniones que forjaron para las elecciones de 2019.

“Tenemos claro que hay que estar juntos”, ha añadido, y ha asegurado que ambos partidos tienen “mucho que aportar” al proyecto de Yolanda Díaz y al país, por lo que ha llamado a “concentrarse” en lo que ambos tienen “en común”. También ha asegurado que ‘Sumar’ no llegará a las elecciones del mes de mayo porque el proyecto de Díaz todavía debe desarrollarse más.

También el ministro de Universidades, Joan Subirats (En Comú) ha respondido en una entrevista sobre estas tensiones. Ha asegurado que la coalición tiene “proyección de futuro” en el proyecto de Díaz, que genera “perspectivas positivas”. “Miremos hacia adelante”, ha asegurado, y ha añadido: “Lo que hay que hacer es trabajar juntos”.

Reproches mutuos e IU asegura que la decisión está tomada

Pero fuera de las cámaras, fuentes de IU partido aseguran que la decisión de superar la marca Unidas Podemos está ya tomada y fue una imposición de Podemos, que pretende, según dicen, marcar territorio en plena pugna con Díaz, que en los últimos meses se ha mostrado más próxima a los de Alberto Garzón que a los ‘morados’. Creen que Podemos quiere mantener su posición dominante en Sumar en la misma línea que en Unidas Podemos.

La versión que ofrece el partido de Ione Belarra es otra. Fuentes de esta formación aseguran que la posibilidad de dejar atrás Unidas Podemos la planteó IU, que siempre ha querido mantener su marca, según dicen a RNE. Consideran que Izquierda Unida pretende aprovechar su cercanía a Díaz en un momento en que, a diferencia de años atrás, se ve más fuerte tras la marcha de Pablo Iglesias de Podemos.

En cualquier caso, aseguran que la decisión no es definitiva porque ni está por escrito ni ha pasado por las ejecutivas de ambos partidos. Mientras, mantienen su intención de ir juntos a las autonómicas y municipales, al menos, en los mismos sitios donde concurrieron juntos en 2019.

Más allá del choque andaluz de junio, en las últimas semanas, las discrepancias entre ambos partidos se reflejaron en la votación en el Congreso por la adhesión de Suecia y Finlandia a la ONU. Podemos optó por abstenerse, mientras que IU votó directamente ‘no’.

Podemos e IU ya han concurrido bajo marcas distintas en los territorios

La nomenclatura que Podemos e IU adoptaron bajo Unidas Podemos se acordó principalmente para las dos últimas elecciones generales y estuvo ceñida al ámbito del grupo parlamentario, pero no ha sido extensible a otras autonomías y, de hecho, su uso no ha sido generalizado en los últimos años en los distintos territorios.

Su empleo, por ejemplo, ha sido reciente en las últimas elecciones en Castilla y León y en el caso de la Comunidad de Madrid, aunque en la cita con las urnas de 2019 no fue el caso y la coalición, donde participaron también Anticapitalistas, fue finalmente Podemos-IU-Madrid en Pie. A su vez, se ha recurrido a ella en Baleares y en la Comunidad Valenciana, aunque en este caso con referencias a las siglas desde la fórmula Unides Podem – EUPV.

En contraposición, se ha apostado por otras marcas a la hora de las elecciones en otras comunidades, como Unidas por Extremadura, Galicia en Común (aunque acompañada también por Unidas Podemos y las siglas de las formaciones), Elkarrekin Podemos (Juntos Podemos) en el País Vasco o el caso andaluz, que en 2019 no optó por la fórmula de Unidas Podemos y el pasado junio se gestó la coalición ‘Por Andalucía’ donde estaba presente también Más País.

Además, en Navarra ya se ha logrado un acuerdo entre Podemos, Izquierda Unida, Batzarre e Independientes para concurrir juntos a las elecciones y se ha escogido que el nombre de la candidatura sea ‘Contigo Navarra’. En La Rioja las dos principales fuerzas del espacio confederal también han sellado una alianza.

Mientras, hay regiones donde Podemos e IU han concurrido por separado a las elecciones, como es el caso de Asturias, Murcia o Aragón.

Respecto al plano municipal, tampoco ha proliferado la marca de Unidas Podemos y se han empleado denominaciones diversas acorde con la casuística local, aunque también se ha recurrido a la marca del espacio confederal.

De cara a esos comicios, Podemos ya ha avanzado que las primarias internas para elegir candidatos se desarrollarán del 10 de octubre al 4 de noviembre, y con aspirantes ya perfilados en multitud de territorios. En cuanto a IU, ahora está centrado en concretar su programa marco para esta cita electoral y, cuando esa fase concluya, se abordará luego el tema de las candidaturas.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: