23 octubre, 2020

La llegada del frío, buen momento para contratar a un fontanero

contratar a un fontanero
Las heladas pueden congelar las tuberías.
SARA DOMÍNGUEZ

La temporada estival es siempre un buen momento del año para sectores como la fontanería, las reformas en general o la cerrajería y los sistemas de seguridad. El primero de los casos se explica por el uso intensivo de algunos elementos en la vivienda, que puede provocar la llegada de nuevas averías de fontanería.

Sin embargo, también en el invierno, o quizás un poco antes, cuando se va acercando la temporada más fría del año, estos profesionales son también muy demandados para poner a punto electrodomésticos en casa, especialmente la caldera y el termostato de agua caliente.

Todavía queda tiempo para que el termómetro baje unos grados y el frío comience a hacer de las suyas, y hasta entonces, estos profesionales andarán muy ocupados con sus tareas diarias, pero cuando se acerquen los últimos meses del año habrá que revisar con mayor empeño las redes de saneamiento y tener a mano el teléfono de una buena empresa de fontanería.

Cuidado con las heladas

Uno de los problemas más comunes en buena parte de España, especialmente el norte peninsular y toda la zona de interior, es que con el frío llegan las heladas. De noviembre a febrero las temperaturas pueden bajar hasta registros negativos muchas noches, de modo que es importante estar pendiente del estado de las previsiones meteorológicas.

Desde el ámbito de la fontanería es recomendable separar las mangueras de los grifos que se encuentran al exterior, pues las heladas pueden congelar las tuberías si están conectadas a una manguera. Si se dispone de jardín o una zona de cultivo, mucho cuidado con los sistemas de riego. Habrá que apagarlos incluso aunque las tuberías estén drenadas y bajo tierra.

La caldera merece una revisión periódica

El frío es un gran enemigo de las instalaciones de saneamiento. Con la bajada de las temperaturas aumenta la posibilidad de tener que utilizar la caldera. Esto implica asegurarse de que funciona correctamente a la hora de generar agua caliente.

Como usuarios tenemos que comprobar si los salideros de agua son adecuados, si el tanque gotea o si se almacena agua en el fondo. En caso de algún problema es imprescindible llamar a un fontanero.

Por suerte, muchos de estos profesionales trabajan de manera urgente las 24 horas al día. Ese es el caso de fontaneros Seseña, disponibles también para trabajos no urgentes en caso de querer mejorar el sistema de saneamiento de la vivienda para optimizar el consumo de agua y energía.

Cuidado con el sistema de alcantarillado y el mantenimiento general

El final del verano es un buen momento para preparar la vivienda de cara a los meses más fríos. En otoño y en invierno es habitual que ocurra una sobrecarga el sistema séptico o la red de saneamiento y alcantarillado. Si contamos con una vivienda con jardín, la caída de las hojas de los árboles y la falta de lluvia acumulada en el verano puede generar un problema de drenaje en las redes de alcantarillado cuando llegan las primeras precipitaciones.

Un buen consejo para evitar ese fenómeno es llamar a un fontanero para que realice tareas de mantenimiento y limpieza adecuadas, que verifique el estado del sistema de saneamiento y que ejecute las tareas adecuadas para garantizar su buen funcionamiento.

Este trabajo no está reñido con otros de carácter más general, como el mantenimiento de todas las instalaciones superficiales: grifos y tuberías. La clave radica en contactar con los profesionales antes de que el problema aparezca. En este sentido, existen muchas vías para contactar con un buen fontanero, pero una opción interesante siguen siendo las paginas amarillas, que continúan funcionando como un gran directorio de servicios.

¿Qué características definen a un buen fontanero?

Encontrar un buen profesional para cubrir un servicio de este tipo no es tarea fácil, de modo que hay que plantearse varias cuestiones. La primera de ellas es preguntarse quién va a hacer el trabajo. Si se trata de un proceso de reformas en el que se han de ejecutar labores de saneamiento y alcantarillado, solo debemos confiar en empresas o profesionales con experiencia y prestigio.

Además, si el tipo de trabajo requiere alguna licencia o permiso especial es importante comprobar que el profesional cuenta con ella. Por otra parte es aconsejable contratar únicamente a empresas o profesionales autónomos asegurados y asociados, pues si sucede alguna lesión o perjuicio durante su horario laboral, estará cubierto bajo un seguro de responsabilidad civil.

Otro aspecto fundamental es el presupuesto y el tiempo de ejecución de las obras. Las empresas serias son aquellas que ofrecen garantías y presupuestos sin compromiso. En caso de ser contratadas diseñan una estrategia para cubrir sus trabajos a tiempo, con un coste fijado de antemano en el que se incluyen partidas extras si fueran necesarias, así como posibles retrasos, pero todo está incluido y bien diseñado a priori.

Real Time Web Analytics