26 julio, 2021

La lavandería a domicilio es sinónimo de comodidad y ahorro de tiempo

Lavandería a domicilio

Lavar una colada sin necesidad de pasar horas en la lavadora es posible. Los servicios de lavandería se encargan de esta labor sin que la persona tenga que esforzarse y la modalidad a domicilio facilita todavía más este proceso. De este modo, el cliente solo tendrá que entregar la ropa al repartidor que vaya a la casa y podrá recibirla 48 horas después. 

Hoy en día, lavar la ropa puede ser una tarea difícil de compaginar con el resto de las actividades diarias. Es un proceso que toma mucho tiempo: separar la ropa, lavarla, secarla y plancharla, son una serie de pasos que muchas personas simplemente no tienen posibilidad de realizar.

El ajetreado ritmo de vida actual hace que muchas personas no tengan el tiempo necesario para lavar su ropa tranquilamente. Los servicios de lavandería tradicionales tampoco son una alternativa conveniente, pues en ciudades muy pobladas puede que el desplazamiento del hogar a la tintorería consuma un preciado tiempo que se puede usar para trabajar.

Las lavanderías tienen muy claro esto, por lo que han buscado soluciones para este grupo de personas. Alternativas como la lavandería a domicilio suponen una salvación para aquellas personas muy ocupadas, que necesitan una manera cómoda y sencilla de tener su ropa limpia sin tener que lavarla ellos mismos.

Es un servicio especialmente recomendable para los estudiantes, trabajadores con poco tiempo libre, personas de la tercera edad o empresas. Aunque la lavandería a domicilio está dirigida a todo el mundo, estos grupos en específico se ven más beneficiados por el servicio.

Lo mejor de todo es que suele ser bastante económico, dependiendo del tamaño de la colada a lavar. Sin embargo, los precios se adaptan a todo tipo de presupuestos, de manera que todos puedan acceder al servicio sin que el dinero sea una preocupación.

No se gasta ni un minuto de tiempo

La lavandería a domicilio se ha presentado como una alternativa ideal frente a las lavanderías tradicionales o las express. El cliente prácticamente no gasta ningún minuto de su tiempo, pues la ropa es recogida y entregada a domicilio, tal como indica el nombre del servicio.

El proceso es bastante sencillo. La persona debe ponerse en contacto con la lavandería para determinar una fecha en la que se hará una visita al hogar o empresa. La lavandería llevará bolsas vacías para recoger la ropa sucia.

El trabajador se encargará de llevar las bolsas de ropa a la lavandería, donde se lavará, secará, doblará y se volverá a embolsar. Una vez hecho todo el proceso, la ropa estará lista para ser devuelta, habitualmente esto puede tardar un plazo de 48 horas.

Esta modalidad es muy útil para quienes obligatoriamente deben tener asistencia debido a responsabilidades que impiden dedicarse a las tareas domésticas. Además es una opción mucho más cómoda, pues cargar con pesadas bolsas de ropa puede ser algo molesto. Con la lavandería a domicilio esto se acabó.

Lavan mantas, edredones, sofás o colchones

Es posible también lavar otro tipo de ropa de mayor tamaño que no son prendas de ropa pero aún así necesitan una buena higiene. La lavandería a domicilio de nórdicos, mantas o edredones es otro servicio bastante demandado, pues al ser artículos muy utilizados a la hora de dormir, suelen ensuciarse muy a menudo.

Y es que la lavandería tradicional en este caso no suele ser de mucha ayuda. En este caso, sí aceptan este tipo de artículos para lavar, pero cargarlos desde la casa hasta la tintorería es bastante agotador. En este sentido la modalidad a domicilio es muy útil, pues al igual que con las coladas de ropa, los edredones o mantas son recogidos por un repartidor.

El proceso de lavado es más complejo, pues se hace a temperatura de 60 grados. Además se les añaden desinfectantes textiles y oxígenos activos, para eliminar el mal olor, incluso se le intentan quitar las manchas, si es que el nórdico o edredón tiene alguna. Finalmente se secan y se llevan de vuelta al domicilio.

También existe el servicio de lavandería a domicilio de sofás y colchones. Esto difiere un poco de las dos modalidades anteriores, pues aquí no se recoge ningún artículo. El trabajador de la lavandería se dirigirá al hogar y hará el trabajo desde la casa.

Al llegar al domicilio comenzará la limpieza. Este tipo de lavanderías suelen seguir de manera estricta los protocolos de seguridad, por lo cual lo más seguro es que el trabajo lo realicen con mascarilla y guantes, por el tema de la Covid-19.

Primero se aspira el sofá o colchón para eliminar el polvo, los ácaros y demás elementos que puedan haber ensuciado la pieza. Luego se intentará eliminar las manchas, aplicando los productos indicados para ello. 

Finalmente se utiliza vapor de agua para desinfectar el artículo, además de terminar de eliminar las manchas que hayan quedado restantes. Después de todo esto es necesario dejar secar el sofá o colchón, por lo que no se podrá utilizar hasta pasadas unas horas.

Las empresas también salen beneficiadas

No solo los residentes de un hogar son los beneficiados por este maravilloso servicio. La lavandería a domicilio para empresas es una opción dedicada a todo tipo de negocios, de modo que puedan liberarse de una preocupación más.

Este servicio permite lavar uniformes, toallas o manteles, a toda empresa que lo necesite. Éstas son tareas que pueden quitar mucho tiempo en los negocios, especialmente a los que son más pequeños, por eso existe esta opción, para facilitarle la vida a este tipo de compañías.

La lavandería a domicilio es especialmente recomendable para empresas donde se utilicen uniformes, para hoteles que necesiten lavar toallas, juegos de sábanas y fundas de almohadas; o bien, para restaurantes que coloquen manteles en sus mesas. Son muchos los sectores laborales que pueden necesitar un buen servicio de lavandería, y la modalidad a domicilio, seguro que es una opción bastante efectiva.

Una buena lavandería a domicilio ofrece diversos beneficios a las empresas, siendo el principal, el ahorro de tiempo. Permite que el lavado se realice de forma más efectiva, además de que supone un descongestionamiento de los espacios de trabajo, pues el lavado será realizado en la tintorería y no en el ambiente laboral.