3 diciembre, 2020

La importancia de aprender inglés desde pequeños

aprendizaje del inglés desde pequeños

El aprendizaje del inglés desde pequeños posee multitud de beneficios. Los niños adquieren una mejor lingüística, mayores habilidades cognitivas, un mejor rendimiento académico y un mayor nivel cultural. Pero además, el inglés es un idioma que si se maneja desde pequeños nos va a permitir desenvolvernos mucho mejor en el futuro.

Los niños que son capaces de utilizar un segundo idioma en casa, preferiblemente el inglés, se convertirán de mayores en bilingües. Incluir en el futuro curriculum esta habilidad nos abrirá muchas puertas en el mercado laboral actual. Diferenciarnos del resto a partir del correcto manejo de un idioma resultará fundamental para acceder a un puesto de trabajo.

La posibilidad de cursar estudios superiores en el extranjero

Matricular a nuestros hijos en el colegio británico St. George es, sin duda, la mejor opción para que los niños aprendan y manejen el inglés desde pequeños. Los alumnos cursan aquí el Currículum Nacional Británico, por lo que estarán siguiendo el sistema de educación británico tal y como si estudiaran en el Reino Unido.

La completa formación que ofrece este centro va a permitir que los alumnos puedan elegir si desean realizar sus estudios universitarios en el extranjero.

Cursar estudios superiores en otro país requiere de un nivel de inglés muy alto. A este nivel solo podríamos acceder si aprendemos inglés desde niños. De esta manera, al llegar a la edad universitaria los jóvenes tendrán un conocimiento de la lengua inglesa ideal para estudiar cualquier carrera en el extranjero sin ningún problema.

Esto no solo supone una magnífica experiencia a nivel personal, sino que además repercutirá de forma muy positiva en el futuro profesional del alumno. Estudiar en el extranjero es todo un plus para muchas empresas que apuestan por la globalización y por contar con profesionales que tengan un nivel muy alto de inglés.

El inglés para un futuro profesional

Aprender inglés desde pequeños nos va a permitir dominar el idioma una vez adultos. Tanto es así que incluso podemos considerarnos bilingües. Un aspecto que puede marcar sin duda nuestro desarrollo profesional.

En la actualidad, tener un nivel de inglés medio-básico ya no es suficiente. La mayoría de las empresas buscan un perfil profesional en donde el inglés hablado y escrito sea prácticamente perfecto. El dominio o no de este idioma se ha convertido en muchos casos en un factor excluyente a la hora de contratar a un trabajador.

Los últimos datos a nivel de empleo sugieren que saber inglés puede suponer un 45% más de probabilidades de conseguir un buen empleo. Además, el 80% de las ofertas de trabajo actuales para altos directivos requieren el conocimiento a nivel alto de inglés.

Los padres que matriculan a sus hijos en un colegio británico y/o bilingüe se están adelantando para que estos puedan tener acceso en un futuro a un mejor puesto laboral. El aprendizaje de este idioma no solo nos permitirá encontrar trabajo, sino también mejorar las competencias e incluso poder trabajar en otro país o para una empresa internacional.

Precisamente, hoy en día muchas personas se muestran reticentes a salir de España para trabajar al no tener amplios conocimientos de inglés. El manejo de este idioma desde niños nos brinda la garantía y la seguridad que necesitamos para salir al extranjero y acceder a cualquier oferta de trabajo.

Al tener una base sólida de inglés, podemos disponer con toda seguridad de un nivel técnico en nuestro vocabulario para acceder a cualquier especialidad laboral. Una ventaja que nos permitirá manejarnos con soltura en todos los ámbitos y en los sectores que más se ajusten a nuestro perfil.

Diferenciarnos de la competencia

El aprendizaje del inglés desde pequeños nos va a ayudar también a diferenciarnos de la competencia. Las empresas exigen a sus futuros empleados que prueben su nivel de inglés con los documentos académicos correspondientes.

La enorme demanda laboral actual nos exige destacar y diferenciarnos entre el resto. La mejor manera de conseguirlo no se basa ya solamente en tener un título de inglés, sino en el manejo que hagamos del mismo. Demostrar que sabemos desenvolvernos en cualquier situación en un idioma que llevamos manejando desde niños es una ventaja con respecto a los demás.

Precisamente, las empresas lo que buscan no es que tengamos los mejores títulos en inglés, sino que en la práctica podamos utilizar este idioma en cualquier ámbito. Y esto solo se consigue si somos bilingües y hemos aprendido inglés desde niños en un colegio especializado.

En definitiva, cada vez resulta más importante que los jóvenes aprendan inglés desde pequeños. El mercado laboral les espera con un buen número de dificultades. Manejar a la perfección un idioma puede ser una de las mejores maneras de hacer frente a la demanda laboral y situarse en los primeros puestos. Solo así seremos capaces de poder ver el futuro con unas perspectivas más seguras.

Real Time Web Analytics