24 octubre, 2020

La historia del Camp Nou

El Barça es uno de los equipos más importantes de todo el planeta. Sus seguidores se cuentan por millones y cada fin de semana sus partidos suman una audiencia colosal. Un gigante del fútbol.
camp nou barcelona
Vista del Camp Nou.  Photo by wojtekkosmider Public Domain (License)
R@MBLA

El impacto mediático del FC Barcelona es indiscutible. Se ha creado a su alrededor un misticismo que lo ata y lo mimetiza con la ciudad misma. También se ha originado un ecosistema informativo que paraliza la actualidad periodística cuando se disputan partidos; elementos que van desde publicaciones que siguen la actualidad minuto a minuto, programas de radio, juegos en tiempo real como es el caso del popular Biwenger, o la expansión de los bonos promocionales que ofrecen las diversas casas de apuestas. El deporte también vibra lejos del césped.

Uno de los elementos que ha ayudado a crear la leyenda azulgrana es su estadio: el Camp Nou. El coliseo barcelonés es el campo de fútbol más grande de toda Europa, con casi 100.000 espectadores. Cuando se disputan partidos de la Champions League o enfrentamientos con otros equipos de élite el ambiente es inigualable. Un espacio ineludible que se debe visitar al menos una vez en la vida. Hoy queremos repasar la historia de esta joya arquitectónica, desde sus orígenes hasta la actualidad. Y también las previsiones de futuro, con una reforma integral anunciada que todavía no se ha empezado a ejecutar.

Hay que recordar, sin embargo, que el Barça no siempre ha disputado sus partidos en los terrenos donde se ubica el actual Camp Nou. El primer emplazamiento donde el equipo azulgrana jugó un partido fue en el Velódromo de la Bonanova, concretamente el 8 de diciembre de 1899. El primer gol de este partido lo anotó Joan Gamper, primer presidente de la entidad . El segundo recinto deportivo donde el Barça disputó partidos fue en el campo de Casanova, lo hizo sólo entre 1899 y 1900, antes de trasladarse al campo de Horta. Este terreno de juego, muy rudimentario y obviamente alejado de todos los lujos existentes de nuestra era, tuvo el lujo de albergar partidos culers entre 1901 y 1905. Fue el primer campo edificado con capital económico azulgrana. Pero el club no dispuso de su titularidad propia.

Con el ascenso y la popularidad del fútbol, el FC Barcelona fue creciendo en consonancia a su contexto. Es aquí donde nos encontramos con el campo de Muntaner, ubicado en la actual calle homónima. Fue utilizado entre 1905 y 1909, cuando el club fundado por Gamper se trasladó -ahora sí- al primer estadio propio de su historia: el campo de la calle Industria. Popularmente se le conoce como “Camp Vell” y en dicho recinto se disputaron los partidos locales de los culés entre 1909 y 1922.

Entre 1922 y 1957 el Barça ya jugó en el primer campo en condiciones de su historia: el Camp de les Corts. 25000 localidades y césped a partir de 1926. Este estadio fue la antesala de lo que sería el actual Camp Nou. A partir de los años cincuenta, a causa del impacto mediático del club y del aumento incesante de socios, se hizo patente la necesidad de construir un estadio con más capacidad. El Barça incorporó a Kubala, leyenda culé, y ganó las ligas de 1948 y 1949. La efervescencia barcelonista provocó que el expresidente Agustí Montal firmara una opción de compra sobre unos terrenos ubicados en la zona de Maternidad. ¿Os suenan?

A principios de los años 50 se iniciaron los trámites administrativos con el fin de construir un nuevo estadio, un movimiento que no terminó de materializarse hasta que Miró-Sans ganó las elecciones de 1953. El nuevo presidente era muy partidario de agilizar la construcción del futuro Camp Nou y se puso manos a la obra. El 28 de marzo de 1954 se colocó la primera piedra del estadio, ante una multitud curiosa conformada por 60000 culés. Este dato nos deja entrever el impacto que tenía el club casi setenta años atrás.

El campo se construyó entre los años 1954 y 1957, bajo la batuta de los arquitectos Francesc Mitjans Miró y Josep Soteras Mauri. El estadio del FC Barcelona se inauguró el 24 de septiembre de 1957, coincidiendo con la celebración de la Mercè. La fiesta fue pomposa, con la ciudad engalanada con los colores azul y grana. La presencia de muchas autoridades de aquel contexto en la tribuna del estadio muestra la importancia del evento. En las gradas había más de 90.000 espectadores, con un estadio que aún no estaba finalizado del todo. Los dos rivales que se enfrentaron al partido inaugural fueron el FC Barcelona, obviamente, y un equipo polaco de la ciudad de Varsovia. El primer jugador azulgrana que marcó en el estadio fue Eulogio Martinez, en el minuto 11 de partido.

Desde su construcción el Camp Nou ha vivido una serie de modificaciones que le han otorgado la fisonomía de la que dispone en la actualidad. En el momento de su inauguración, el estadio disponía de 99.053 localidades y las dimensiones de su terreno de juego eran de 107 metros por 72. Esta cifra se redujo y se homologó con las dimensiones que exige la UEFA: 105 x 68. En 1959 se implementó el alumbrado artificial, en 1976 se inauguró un marcador electrónico ubicado en la tribuna de la segunda grada, junto con la zona vip y la sala de prensa estrenada en 1981.

La remodelación más importante que ha vivido el Camp Nou hasta la actualidad es la que vivió en 1982. Fecha trascendental para el fútbol español, ya que se celebró el Mundial dentro de nuestras fronteras. La capacidad del estadio se aumentó hasta las 115.000 localidades; 22.150 localidades nuevas en la tercera gradería. Una cifra bestial que superaba por mucho la barrera psicológica de los 100.000 espectadores. El estadio catalán fue la sede de la ceremonia de apertura del Mundial, con una fiesta que aún se recuerda.

En 1984 se inauguró el museo del club, ubicado en la segunda gradería. Se trata de uno de los espacios más concurridos de toda Cataluña, con la presencia de millones de turistas que visitan a su vez las instalaciones del club. El año 94 el club inició también una pequeña remodelación estética que eliminó el foso de seguridad que rodeaba el terreno de juego, ampliando así las gradas bajas y rebajando el terreno de juego en casi tres metros. La UEFA también obligó a que todas las localidades del campo fueran sentadas, movimiento que obligó a reducir la capacidad hasta las 99.354 butacas actuales. Este movimiento ayudó a hacer que el estadio fuera categorizado como Estadio con Categoría de Élite por la UEFA.

El Camp Nou espera iniciar una remodelación total de sus equipamientos, una empresa conocida con el nombre de “Espai Barça“. La junta de Josep Maria Bartomeu sometió la decisión a referéndum en 2014, con la participación de un 31% del total de socios. La victoria del sí fue clara con un 72% de los votos. En 2016 se anunció que la agencia japonesa de arquitectura Nikken Sekkei sería la encargada de gestionar el proyecto. A día de hoy todavía no hay novedades sobre el proyecto. Tendremos que esperar.

Real Time Web Analytics