El consller de Salut de la Generalitat, Josep Maria Argimon, ha avanzado en una entrevista a TV3 que el departamento que encabeza está trabajando en una nueva ley para ampliar los espacios libres de humo. Según ha explicado, la futura normativa prohibirá fumar en espacios públicos como entradas de escuelas, marquesinas de autobuses y terrazas de bares y restaurantes.

Uno de los motivos que ha expuesto Argimon en la entrevista es que siempre que se ha impulsado alguna normativa que declara espacios libres de humo más gente ha dejado de fumar. El conseller ha reconocido que la reducción de personas fumadoras se detuvo en 2017 y desde entonces se mantiene estable la cifra de aproximadamente un 24% de fumadores.

Por otro lado, el consejero ha anunciado que, a partir de enero, Salut proporcionará de forma gratuita el tratamiento sustitutivo de la nicotina para ayudar a dejar de fumar a las personas con rentas inferiores a los 18.000 euros anuales. Según los cálculos del departamento de Argimon, unas 600.000 personas podrán beneficiarse de esta iniciativa.

Argimon también ha anunciado que, a partir de enero, se ofrecerá gratuitamente el tratamiento sustitutivo de la nicotina a las personas con rentas más bajas de 18.000 euros. El Departamento de Salud calcula que podrían beneficiarse unas 600.000 personas que fuman y que se encuentran en este umbral. Los tratamientos para dejar de fumar basados en sustitutos de la nicotina cuestan unos 300 euros, según los cálculos de Salud.

Respuesta del Gremio de Restauración

Inmediatamente, el Gremio de Restauración de Barcelona ha querido responder al conseller, y en una entrevista en RAC1, el director de la asociación, Roger Pallarols, ha mostrado su sorpresa, primero, para después quejarse de que la propuesta no ha sido consultada ni con el sector de la restauración ni con los usuarios de las terrazas.

Seguidamente, Roger Pallarols ha advertido que no descarta llevar la decisión a los tribunales aunque no les gustaría llegar este extremo, pero ha afirmado que si creen que la norma es lesiva para los intereses de la restauración, llevarán la ley a la justicia.

El director del Gremio de Restauración de Barcelona basa sus quejas en que no está demostrado científicamente ni hay evidencias de que el humo del tabaco en espacios exteriores perjudique a la personas que se encuentran en ese entorno.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: