25 octubre, 2020

La Generalitat cancela las tarjetas-monedero agravando la situación de vulnerabilidad de 144.000 menores

El Parlament se comprometió por unanimidad a mantener la vigencia de las tarjetas durante todo el verano. Los alcaldes de varias poblaciones de Barcelona reclaman que se vuelvan a activar
Las tajetas permitían comprar alimentos a las familias. (R@mbla)
R@MBLA

El Departament d’Educació de la Generalitat ha decidido de golpe y porrazo cerrar este mes de agosto las tarjetas-monedero que había puesto en funcionamiento durante el estado de alarma para garantizar la alimentación de menores vulnerables, que durante esos meses no pudieron beneficiarse de las becas-comedor. Un total de 144.000 niños se benefician de estas becas en Cataluña.

Se da la circunstancia que el Parlament aprobó por unanimidad mantenerlas durante todo el verano y hasta el inicio del próximo curso escolar. Además, el Govern ha dado orden de liquidar cualquier remanente que quede en dichas tarjetas a 31 de julio de 2020 pese haber informado a las familias que la liquidez tendría validez hasta fin de año.

El sindicato CCOO considera que esta decisión “es una vergüenza” porque “vulnera claramente el derecho a la alimentación, entre otros”. Por este motivo desde CCOO exigen a la Generalitat que reconsidere su decisión y vuelva a activar las tarjetas-monedero.

Cabe recordar que durante esta crisis sanitaria la vida de muchas personas ha empeorado y ha derivado en una grave crisis económica y laboral que ha crecido exponencialmente desde marzo. A este respecto, desde el sindicato critican que “se habla mucho de que queremos una sociedad más inclusiva y equitativa, y a la primera de cambio dejamos desprotegidos a los colectivos más vulnerables”. Catalunya cuenta actualmente con un índice de pobreza infantil del 31%, según Save de Children, y esta cifra podría llegar al 36% según los cálculos de la ONG a final de año.

Por su parte, los alcaldes y alcaldesas de Barcelona, Badia del Vallès, Barberà del Vallès, Begues, Castellbisbal, Castelldefels, Cerdanyola del Vallès, Cervelló, Cornellà de Llobregat, el Prat de Llobregat, Esplugues de Llobregat, l’Hospitalet de Llobregat, La Palma de Cervelló, Molins de Rei y Montcada y Reixac han firmado una carta conjunta en la que denuncian que que “parar las becas cuando más lo necesitan es grave, vulnera el derecho a la alimentación de miles de niños” y lamentan haberse enterado de esa decisión por una “orden gubernativa”.

El principal objetivo de las tarjetas-monedero era garantizar el acceso a alimentos, productos de necesidades básicas, productos de farmacia, óptica, becas comedor para niños de familias vulnerables y material escolar.

Real Time Web Analytics