25 julio, 2021

La furgoneta adiendo de la Urbana, inspiración del arte callejero

Graffiti del furgón incendiado de la Guardia Urbana en el parque de Las Tres Xemeneies del Poble-sec. (@SapolSindicat)

Un grafiti pintado en los últimos días en un muro del parque las Tres Xemeneies, en el Poble Sec, reproduce la imagen de la furgoneta de la policía municipal quemada en la puerta de la comisaría de la Rambla durante los disturbios por el encarcelamiento del rapero Pablo Hásel, el pasado 27 de febrero por la noche. Este muro de las Tres Xemeneies tiene un especial valor simbólico, ya que fue el primero que se liberó para que legalmente los artistas urbanos pudieran reflejar sus obras. Es uno de los espacios más reconocidos a la hora de pintar en la ciudad.

El ataque a la furgoneta policial supuso la detención de ocho personas. El incidente se produjo cuando un grupo que protestaba contra el encarcelamiento de Hásel llegaron a la Rambla, tras haber provocado destrozos en l’Eixample, y se plantaron frente a la comisaría de la Guardia Urbana, que ya había sido asediada unos días antes.

Fue entonces cuando jóvenes encapuchados lanzaron objetos contra los agentes que custodiaban las dependencias y los vehículos policiales que estaban estacionados. Hasta que posiblemente una botella con líquido inflamable prendió fuego a una de las furgonetas de la Guardia Urbana, en la que se encontraba un agente que tuvo que salir por la puerta del copiloto.

El entonces presidente en funciones de la Generalitat, Pere Aragonés, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, manifestaron su condena por los disturbios. El sindicato Sapol, mayoritario en la Guardia Urbana de Barcelona, ha pedido este domingo la retirada «inmediata» del grafiti.