Rueda de prensa por los siete encausados. (@endavantcv)

La fiscalía reclama una multa de 36.000 euros a siete activistas antifascistas (252.000 euros en total), que protestaron contra un acto de Vox en el barrio del Raval de Barcelona. Según el ministerio público, los siete vecinos investigados cometieron un delito de odio y por eso también pide que no se puedan acercar o comunicar con los miembros del partido Rocio de Meer, Ignacio Garriga, José Luís Temple, Jorge Alberto de la Fuente y Nerea Andrés Antón. Además, les quiere prohibir la asistencia a cualquier mitin de la formación durante tres años.

Por otro lado, Garriga y de Meer exigen seis años de prisión y 7.000 euros de multa para cada uno de los investigados, es decir, un total de 42 años de prisión y casi 50.000 euros en multas. “De nuevo queremos denunciar la connivencia de la fiscalía de delitos de odio con el fascismo, y su testarudez por proteger ideas y partidos que en una democracia no tendrían que tener cabida”, ha asegurado Alerta Solidaria en un comunicado.

Los hechos pasaron el 2 de septiembre de 2020, cuando una columna de miembros de Vox desfilaron por el Raval mientras hacían proclamas contra el barrio y sus vecinos, como por ejemplo que es un “estercolero multicultural”, según Alerta Solidaria. A raíz de esto, se organizó una contramanifestación pacífica y la comitiva de Vox, entre los que estaba Garriga, se encerraron en un hotel bajo protección de los Mossos d’Esquadra.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: