11 abril, 2021

La Fiscalía pide cinco años de prisión más para Hasél

La Fiscalía ha pedido cinco años y tres meses de cárcel para el rapero Pablo Hasél por la participación que le atribuye en los incidentes que tuvieron lugar el 25 de marzo de 2018 en Lleida, durante las protestas por la detención en Alemania del expresidente catalán Carles Puigdemont, avanza el diario El Mundo.

En concreto, la Fiscalía acusa al rapero de desórdenes públicos, atentado contra la autoridad, lesiones y daños por el intento de asalto a la subdelegación del gobierno en Lleida, en el que cuatro agentes de los Mossos d’Esquadra resultaron heridos y varios vehículos policiales fueron dañados.

En este caso, se ha personado como acusación la Abogacía del Estado, para reclamar una indemnización por los daños materiales, pero no la Generalitat de Cataluña, aunque cuatro agentes de los Mossos sufrieron lesiones, añade la misma información.

La Fiscalía acusa a Hasél y diez personas más de incitar a los manifestantes -que cifra en 3.000- y de dirigir un ataque contra los agentes que custodiaban la sede de la subdelegación del gobierno, y les atribuye la intención de entrar en el edificio.

La concentración que hace casi tres años desembocó en estos incidentes fue convocada por los CDR.