21 septiembre, 2020

La Fiscalía del Tribunal de Cuentas ve delito en la contabilidad de Podemos

El Ministerio Fiscal señala que se podrían haber cometido dos delitos en los servicios facturados por el partido de Pablo Iglesias: uno electoral y otro de falsedad documental
investigación podemos
Valoración de los resultados de la jornada electoral de las elecciones generales de 2019 por parte de Unidas Podemos. (YouTube)
R@MBLA

La Fiscalía del Tribunal de Cuentas ve delito en las cuentas de Podemos de las elecciones del 28 de abril de 2019 y pide que se investigue. El Ministerio Público considera que un contrato con la consultora Neurona, vinculada a Juan Carlos Mondero, por un valor de 363.000 euros pudo ser simulado, tal y como ha adelantado la Cadena SER.

De esta manera, la Fiscalía señala que se podría haber cometido un delito electoral y otro de falsedad documental en los servicios facturados por el partido de Pablo Iglesias. El fiscal aprecia, así, dos tipos de delito en los servicios facturados por la consultora porque su elaboración por parte del proveedor no estaba lo necesariamente “acreditada”.

La Fiscalía considera que hay hechos que fundamentarían la existencia de indicios de la comisión de ambos delitos y que, al no estar incluido este caso dentro de sus competencias, pide que se investigue por la vía penal.

En concreto, los 290.000 euros que facturó el partido durante la fiscalización de las elecciones del 28 de abril de 2019 no tienen consideración de “gasto electoral”. Por ello, no han sido admitidos como gastos que puedan ser subvencionables.

La explicación reside en que Neurona tenía naturaleza preparatoria y, por tanto, no se trata de gastos de campaña. Durante la fiscalización, según el medio, se pidió a los ‘morados’ sucesiva información en relación al gasto, concretamente, un presupuesto en el que se detallasen los servicios y se valoraran económicamente los conceptos de facturación. En ese momento, el partido de Iglesias proporcionó un contrato de prestación de servicios por importe de 363.000 euros, así como una factura correspondiente a dicho contrato.

El Ministerio Público destaca, asimismo, que la consultora Neurona se inscribiese en el registro mercantil tan solo 15 días antes de facturar a Unidas Podemos, además de que no coincide su objeto social con las prestaciones contratadas.

Investigación a Podemos

El pasado mes de julio, la Justicia comenzó una investigación sobre la financiación del partido a través de los microcréditos. El juzgado 42 de Madrid abrió en ese momento diligencias genéricas por supuesta malversación contra Podemos tras la denuncia de un abogado del partido cesado en 2019, José Manuel Calvente.

A raíz de la denuncia del letrado, el instructor reclamó el pasado día 12 a la Policía Judicial que examinase la “cuenta electoral” de Podemos, o de la coalición electoral Unidas Podemos, correspondiente a las elecciones generales de abril de 2019: “Identificando los pagos realizados a las mercantiles Neurona Comunidad S.L. y a ABD Europa LDA”.

En concreto, el ex coordinador del Equipo Legal de Podemos incluyó en su denuncia contra la formación ‘morada’ y siete de sus dirigentes y empleados el borrador de un contrato presuntamente fraudulento de febrero de 2019, y por el que la empresa Neurona habría recibido al menos 363.000 euros. El acuerdo tiene fecha de 27 de febrero de 2019, pese a que la sociedad fue constituida el 19 de marzo del mismo año.

Neurona Consulting

Neurona Comunidad SL es clave en la investigación que tiene abierta el juez Juan José Escalonilla sobre la presunta financiación ilícita de Podemos. Una sociedad que registra como único administrador a Elías Castejón, un abogado y experto fiscal que el juez ha imputado en este proceso por ser la cabeza visible de esta empresa en España, tal y como contó Vozpópuli.

La Justicia tiene la intención de aclarar el papel de la consultora, vinculada a Juan Carlos Monedero e investigada en Bolivia, y que fue contratada por el partido durante las campañas electorales de 2019.

Un elemento importante de la investigación abierta por el juez es que fijaba su lupa en la campaña autonómica de Madrid de mayo de 2019. Neurona llegó a España en 2019, como filial de una empresa mexicana que ofrecía servicios de consultorías para los mandatarios venezolanos y candidatos como Evo Morales y Andrés Manuel López Obrador.

Esta empresa, en cuyos documentos Monedero figura como “director” del “equipo de especialistas”, también trabajó para Podemos y el juez quería saber si pudo generarse algún tipo de desvió de fondos desde América Latina hasta España.

Puede que te hayas perdido

Real Time Web Analytics