La Diputación de Barcelona, ​​a través del Servicio Local de Teleasistencia, ha valorado a 417 usuarios y en 283 casos se han detectado indicadores de posibles malos tratos, es decir, un 68%. De estos, lo habitual es el psicológico (58,88%), seguido del físico (30,74%), y el económico (14,48%).

El perfil de la persona que sufre una situación de malos tratos es mayoritariamente mujer (85,9%), mayor de 85 años, y que acepta el ofrecimiento de ayuda por parte del servicio en un 92,2%. Un 95,8% de los casos presentaron indicadores elevados y un 4,2% corresponden a casos con indicadores suficientes.

Por otra parte, durante 2021 desde el Servicio Local de Teleasistencia se han atendido 239 emergencias relacionadas con situaciones de violencia o conflicto. Entre 2016 y 2021, desde el Servicio Local de Teleasistencia de la Diputación de Barcelona se han valorado 2.263 casos de posible riesgo de malos tratos.

Precisamente, desde 2016 este servicio cuenta con un protocolo de prevención, detección y actuación que se activa cuando hay sospechas. Está integrado en la operativa del servicio y en colaboración con los servicios sociales municipales.

Aparte de la prevención y sensibilización, el protocolo también incluye una serie de indicadores que permiten detectar algún tipo de maltrato, tanto desde el centro de atención como en las intervenciones a domicilio. Y en los casos donde existen indicadores suficientes o elevados, estos se derivan a los servicios sociales municipales con un plan de intervención acordado con la persona usuaria, que puede incluir un aumento de visitas a domicilio, de seguimientos telefónicos, asesoramiento específico o incluso silenciar el terminal.

Coincidiendo con el Día Mundial de la Toma de Conciencia sobre el Abuso y los Maltratos a las personas mayores, la Diputación de Barcelona ha publicado una guía para concienciar y dar pautas de actuación tanto a las personas mayores como a las personas del entorno.

También se recuerda que el bienestar de las personas mayores interpela a toda la sociedad, para avanzar hacia la prevención y detección diaria de toda situación desfavorable por este colectivo vulnerable. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el maltrato a las personas mayores como una de las formas de violencia más oculta, más silenciada y menos estudiada, y, por tanto, más desconocida, menos detectada y menos tratada.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: