2 diciembre, 2021

Revista Rambla Barcelona

Revista Rambla es un medio de comunicación independiente con sede en Barcelona.

La CUP toma una oficina de Endesa al grito de «nos roban»

Militantes y cargos electos del partido anticapitalista quieren denunciar así el aumento en la factura de la luz que ayer alcanzó un máximo histórico, 188 euros el megavatio hora

Varios cargos electos de la CUP ocuparon ayer una oficina de Endesa en Girona para protestar contra el aumento del precio de la luz. Al grito de «Endesa nos roba» y llevando carteles, unas quince personas accedieron al local, situado en la calle Riu Güell, y detuvieron la actividad en la oficina mientras duraba la protesta. El partido anticapitalista ha compartido un vídeo y un mensaje en redes sociales donde explica el motivo de la ocupación, «para denunciar el aumento del precio de la luz».

Entres los ocupantes de la oficina de Endesa en Girona hay varios cargos electos de la CUP, entre ellos el diputado al Parlament Dani Cornellá que ha compartido el mensaje desde su cuenta oficial. La acción de la CUP, en la que también han participado una alcaldesa y concejales de la formación anticapitalista, busca denunciar el aumento del precio de la luz, que hace semanas que bate récords en España.

En un comunicado, Cornellà ha cargado contra el enriquecimiento de las eléctricas, a quien ha acusado de hacer dinero «con el empobrecimiento de la mayoría de la población», y ha recordado que el pasado 2020 Endesa obtuvo 1.500 millones de euros e Iberdrola 3.600 millones. «Las grandes empresas eléctricas nutren sus consejos de administración con antiguos cargos políticos, y obtienen beneficios millonarios a costa de especular con derechos esenciales», ha asegurado.

El diputado cupero ha considerado «insuficientes» las medidas que ha tomado el Gobierno de Pedro Sánchez para detener el aumento del precio de la luz y rebajar la factura en un 22%, y ha apostado por «avanzar hacia la plena soberanía energética» e impulsar una empresa pública catalana.

«La electricidad no puede ser objeto de especulación, no puede ser que el 90% del sistema eléctrico esté controlado por estas empresas energéticas», ha insistido Cornellà, «por ello, es urgente y necesario cambiar el modelo. La generación, el transporte y la distribución de la electricidad deben ser públicas, transparentes y democráticas para acabar con la pobreza energética y establecer unos precios justos y bajo control público», ha defendido el diputado de la CUP.

Ayer, el precio de la luz subió hasta alcanzar los 188,18 euros por MWh. La ley permite una subida máxima de hasta 3.000 euros por MWh.

Redacción en | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o verificado por el equipo de redacción de Revista Rambla.