La CGT de Barcelona se ha desmarcado del preacuerdo alcanzado por la UGT y CCOO que han desconvocado la huelga del servicio de limpieza viaria, recogida de residuos urbanos, alcantarilla y fuentes de la ciudad. Asimismo, el sindicato ha decidido mantener por sí mismo la convocatoria desde este domingo, 24 de abril, hasta el próximo 29 de abril. Según ha informado en un comunicado el sindicato, el preacuerdo alcanzado por UGT y CCOO “es insuficiente y se ha firmado a espaldas de la plantilla”. Por eso, avisa que “vienen días sucios” en Barcelona.

El preacuerdo –que CCOO dice que quiere llevar a la asamblea de trabajadores– se alcanzó anoche tras una reunión de varias horas. Este prevé un aumento salarial del 0,6% en 2019 y otro de 6% en el ejercicio de 2021. Para este año, la propuesta supone pagar a cuenta un 2,5 % sobre el salario y revisar, en referencia al IPC, hasta un tope del 4 %.

En su comunicado, la CGT ha arremetido contra el sindicato UGT por propiciar el preacuerdo y le ha acusado de estar “al servicio de la empresa” y del “enchufismo”. Lo ha defendido diciendo que la subida salarial pactada, con un tope del 4%, supone en la práctica “una clara pérdida de poder adquisitivo”.

Para la CGT, el acuerdo firmado “no recoge ninguna de las otras reivindicaciones”, con lo que, a su parecer, está demostrando que “quiere mantener el enchufismo, el personal eventual trabajando de forma precaria, la designación de turnos, horarios y servicios asignados según criterio de la jefatura, etc.”.

La CGT mantiene la huelga para exigir una subida salarial acorde con el IPC, que compense la pérdida de años anteriores. Pero, además, el sindicato reclama mejoras laborales como la eliminación de turnos de siete días seguidos sin descanso o el reconocimiento y actualización de categorías.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: