22 enero, 2021

La carpintería es una buena opción de emprendimiento

Usar muebles a medida es una de las tendencias de moda más populares en la actualidad. Por eso, si tienes dotes o experiencia como carpintero, puedes crear tu taller y hacer un negocio con tus habilidades. Ahora bien, será necesario preparar el lugar donde llevar a cabo tus tareas de carpintería; te mostramos algunas ideas útiles para comenzar con este emprendimiento.

Crea tu negocio de carpintería sin mucha dilación

En un taller de carpintería, puedes hacer convertir tus ideas en realidad y hacer de esto un negocio propio. De hecho, no necesitas alquilar un costoso lugar para comenzar. Puedes comenzar desde cero en tu casa, adquiriendo todo lo necesario. Por ejemplo, en experto herramientas encontrarás información útil al momento de ir adquiriendo lo que necesitas en el taller.

Otro paso es determinar cuál es la población objetivo de tu negocio. Es decir, si atenderás clientes de manera particular o si trabajarás para dotar a empresas de tus creaciones. Analiza la competencia y comienza a crear tu taller desde cero.

Entonces, después de tener el lugar donde montarás tu taller, estos son los siguientes pasos que debes dar.De esta manera, podrás disfrutar en poco tiempo de tu inversión y comenzar a generar dividendos de tu oficio de carpintería.

Imprime seriedad en tu negocio

Aunque seas un carpintero que va comenzando, brinda a tu negocio la apariencia de ser un emprendimiento serio. De esta manera, podrás ganarte la confianza, a eso añade responsabilidad a tus acciones y podrás tener el primer paso listo. ¿Cómo puedes imprimir seriedad a tu negocio?

Lo principal es que formalices todos los trámites fiscales. A partir de ahora serás autónomo, así que será necesario que registres tu empresa y crees un sistema de facturación. De esta manera, no solo tus clientes verán que comienzas con un emprendimiento formal, sino que podrás hacer tu declaración de impuestos de manera adecuada.

También es importante que te hagas con las licencias correspondientes para que puedas abrir de manera legal tu taller. Entre las licencias que pueden exigirte está la que te permite hacer la instalación de tu taller, la que permite ejecutar las funciones y de apertura.

Acondiciona el taller

Puedes comenzar con un taller pequeño que cuente con al menos unos 9 metros cuadrados. Dependiendo del tamaño de tu espacio físico, podrás ir adquiriendo las herramientas básicas para hacer tus labores. Necesitarás espacio para almacenar tus herramientas y creaciones, donde hacer los cortes, pulir, lijar y finalmente, pintar y realizar los acabados finales.

Si creas tu taller en casa, es necesario que cuentes con las medidas de seguridad adecuadas. Por ejemplo, asegurarte que posees sistema eléctrico en buenas condiciones y dotar el espacio de medidas preventivas de accidentes.

Es importante que el taller posea una buena iluminación, pues harás trabajos mecánicos que pueden ocasionar accidentes. También, debes asegurarte que posees un buen margen de movilización, y crear una ventilación adecuada que evite riesgos por inhalación de componentes químicos que puedas usar en trabajos de carpintería.

Todo carpintero debe poseer como cualidad el orden. Por eso, el uso de estantes es absolutamente necesario para llevar a cabo tus funciones de manera ordenada y sin riesgos. Asegúrate de crear almacenes donde puedas guardar las herramientas, y así optimizar el tiempo que dedicas cuando comienzas a trabajar en tus creaciones de madera.

Adquiere las herramientas necesarias

En carpintería puedes requerir herramientas que son manuales y otras que funcionan con electricidad. La compra de las herramientas va a depender de los servicios que ofrecerás en tu emprendimiento de carpintería.

Ahora bien, todo carpintero va a requerir de cintas métricas, serruchos o sierras eléctricas, caladoras, martillos, prensas, entre otras herramientas. A medida que crece el negocio, puedes hacerte de nuevas herramientas que permitan ampliar los servicios que provees a tus clientes.

Es ideal que agregues unas mesas de trabajo para cepillar, cortar, lijar, ensamblar. Si es posible, dependiendo del espacio con el que cuentes, que sean al menos unas 3 mesas para trabajos de carpintería.

Ninguna maquinaria que decidas comprar para tu taller de carpintería será un desperdicio de dinero. Más bien, supondrá una inversión que a futuro podrás verle el resultado. Algunas de las máquinas más útiles en estos talleres son:

  • Tornos
  • Lijadoras
  • Sierras
  • Pulidoras
  • Taladros
Real Time Web Analytics