La Atención Primaria Pública en momentos de pandemia y más allá

Autor: Marea Blanca de Catalunya

atención primaria coronavirus

El día 14 de marzo el gobierno decretó el estado de alarma debido a la pandemia por el COVID-19 (coronavirus). Cataluña es una de las comunidades autónomas con mayor número de contagios, detrás de Madrid, habiendo afectado el virus especialmente a  las residencias de personas de la tercera edad, y llenando los hospitales y los centros de atención primaria de persones buscando atención.

En los diversos canales de televisión están emitiendo continuamente imágenes de los hospitales y de su personal sanitario y nos llega desde diversas fuentes, el número de personas afectadas, ingresadas y dadas de alta.

Existe información sesgada sobre lo que está ocurriendo mientras se pasa de puntillas sobre lo que está pasando, sobre todo  en los centros de atención primaria, omitiéndose, tal vez intencionalmente, la situación en este nivel de atención.

Sin embargo, los profesionales de los centros sanitarios envían información de las limitaciones y dificultades que ellos están afrontando  casi en silencio y nos piden ayuda urgente.

La atención primaria es la puerta de entrada a la sanidad pública. Es la cercana a las personas, es la sanidad de proximidad, la que detecta  la enfermedad, y la que realiza el seguimiento. Actúa como eslabón de prevención (vacunaciones) y de promoción (campañas de información), y es la que se ocupa en directo de la salud o la mala salud de la población. Ahora ese papel de la atención primaria es  crucial para la detección de los síntomas y la enfermedad, a fin de evitar la expansión de la pandemia.

¿Tal vez no interesa que se sepa que el papel de la atención primaria es fundamental, sobre todo ahora,  en la pandemia del COVID-19?

Actualmente en Catalunya se están cerrando centros de atención primaria porque existen sanitarios contagiados, como en Sabadell, el CAP Concordia, el CAP Gràcia i el Consultori de Poble Nou (también de Sabadell), o en Barcelona el CAP Manso. En el CAP Sant Andreu de Barcelona enviaron a casa a la mayoría de profesionales y eso mismo está ocurriendo con muchísimos otros centros.

Así pues, la falta de material de protección y de recursos humanos  debido a las bajas y los aislamientos por el contagio, implican que no se está dando respuesta ni técnica ni política a fin de mejorar esta situación que se añade a la dificultad de tener protocolos continuamente cambiantes o contradictorios en lo que respecta al abordaje sanitario de la crisis en esta pandemia.

Con todo esto,  nos preguntamos si están las autoridades sanitarias transmitiendo la idea a la población de que la atención primaria  “no es suficientemente importante ni  tiene relevancia”, cuando en realidad, es todo lo contrario.

Los sanitarios de atención primaria de la sanidad pública, por lo tanto, no están siendo suficientemente valorados, ni su función respaldada.

El mundo mercantil, mutuas y órdenes religiosas disponen de muchos hospitales en Cataluña, y son éstos los que están haciendo continuas peticiones de ayuda, retrasmitida televisivamente.  Nos sumamos a esas peticiones pues deben ser abastecidos de todos los recursos técnicos y humanos necesarios.

La misma petición debe ser atendida en el primer nivel del sistema sanitario, la atención primaria pública, que debe ser mantenida, potenciada y  abastecida de los recursos necesarios. Ahora es principalmente en este nivel de atención donde se hacen patentes todos los recortes a los que está siendo sometido año, tras año la sanidad privada pública, en beneficio de la atención privada.

En estos momentos, la atención primaria pública debe continuar siendo la primera barrera al virus y como tal,  apoyada en toda esa labor que ahora se está invisibilizando, siguiendo unas políticas sanitarias que no utilizan TODAS las estructuras del sistema sanitario.

Por todas estas razones, y dada la situación de crisis  actual, exigimos a las Autoridades Sanitarias de Catalunya:

  • Que incrementen las plantillas de los centros con los recursos humanos necesarios,
  • Que se doten los centros de atención primaria con los recursos materiales y de protección suficientes para que las trabajadoras puedan afrontar esta pandemia, utilizando este recurso sanitario como el primer nivel de atención y cribaje, ahora en riesgo de colapsar por falta de recursos materiales y humanos.

La atención primaria de salud, por ser imprescindible para la integridad  de un verdadero sistema nacional de salud, universal, equitativo, y de calidad, como en estos momentos de crisis se está poniendo de manifiesto, cuando se supere esta crisis del sistema, deberá ver revertidas todas las agresiones que las políticas neoliberales y  privatizadoras han venido implementándose en su contra, como en anteriores ocasiones hemos luchado, defendido y denunciado desde Marea Blanca.

Más información en mareablanca.cat

Te puede interesar

loading...

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.