24 enero, 2021

La apuesta por la autoedición

Autoedición de libros

La autoedición de libros se encuentra en auge, cada vez son más los autores que deciden apostar por autoeditarse y publicarse sus propios libros. La única preocupación cuando se escribe un libro debería ser la de escribir un buen libro del que el autor esté totalmente satisfecho. Y no pensar dónde o cómo publicar lo que se ha escrito y aún menos esperar años a que una editorial convencional se digne a abrir las páginas del manuscrito. 

Publicar siguiendo los métodos tradicionales es un proceso complicado y muy lento que a menudo toma años de espera. No solo desde que se empezó a escribir el libro, sino desde que se terminó hasta que puede llegarse a publicar. Para que una obra sea publicada, no solo se necesita un buen libro, también se necesita tener contactos y sobre todo suerte. Debemos pensar que las editoriales reciben numerosos manuscritos a diario y que la mayoría de las veces se pasan años en un rincón sin que nadie los lea. Esto puede resultar muy frustrante para autores noveles y hasta publicados. 

Además, aunque una editorial llegue a leer el manuscrito y le guste, esto no garantiza que vaya a ser publicado. Muchas veces las editoriales tienen un número concreto de libros que pueden publicar al año sobre una temática concreta y si el libro no se ajusta exactamente a sus parámetros puede quedar fuera, independientemente de la calidad del libro. La arbitrariedad del mundo editorial convencional hace que publicar un libro siguiendo sus reglas sea muy complicado. Por suerte hay otras opciones que resultan mucho más agradables.

No recibir respuesta del mundo editorial no debe ser el fin de un manuscrito bajo ningún concepto. La autoedición y autopublicación son una opción cada vez más habitual en libros de cualquier temática, no solo novela. La autoedición es una opción muy atractiva a la hora de publicar un libro sin tener que pasar por el tedioso mundo editorial convencional. Además, permite que el autor tenga total control y libertad de lo que se hace con su obra. No se depende de la opinión de una persona externa que no conoce el texto tanto como el autor ni de un equipo que a veces puede no respetar los deseos del autor.

Cuando un autor decide autoeditar su libro, este tomará todas las decisiones respecto a su obra. No contará con el apoyo ni la opinión de un editor ni una editorial. La obra y su trabajo serán independientes, y el autor no solo tomará todas sus propias decisiones, sino que también será el encargado de financiar su obra. También se encargará de los aspectos más técnicos del libro como son: la maquetación y el diseño, la corrección del texto tanto en cuanto al estilo como a la ortotipografía, y la distribución del libro y su comercialización.

En la autoedición los plazos son mucho más cortos que en el mundo editorial. Se pasa de un proceso que puede llegar a tardar años a algunos meses. Por lo que en pocos meses, un autor puede estar centrándose en el lanzamiento de su obra, en la presentación y su comercialización en vez de seguir esperando. 

La autoedición en ningún momento significa que la calidad de la obra sea menor. Se pueden obtener los mismos resultados autoeditando un libro que dejando que se encargue de la edición una editorial tradicional. Además, que el autor en ningún momento sentirá que su obra se está alejando del original o de como fue concebida. Lo que sí se recomienda a la hora de autoeditar es la contratación de servicios de corrección del texto, tanto de estilo como corrección ortotipográfica para que la calidad de la obra sea óptima. Y con una buena maquetación y una buena imprenta, el resultado del libro será igual de bueno que el que editaría una editorial convencional. 

Además, la autoedición también permite imprimir un libro para un público muy concreto y específico y pedir el número de ejemplares que se consideren necesarios. Una gran editorial suele centrarse en un público más amplio, ya que busca obtener más beneficios. Con la autoedición podemos publicar una obra de una temática muy concreta para un público muy segmentado que una editorial no ha encontrado relevante. También se pueden imprimir libros para regalar, libros corporativos de empresa o imprimir las memorias de aquel familiar que siempre ha soñado con tenerlas en papel. 

Real Time Web Analytics