16 junio, 2021

La ANC se prepara para la vía unilateral con un congreso

La Assemblea Nacional Catalana sigue apostando por una vía unilateral que ya está preparando con la celebración del Congrés d’Independències Unilaterals, el cual, aseguran desde la organización, ha sido un éxito.

El acontecimiento ha tenido lugar los días 7 y 8 de mayo y ha contado con la participación en línea de exrepresentantes y líderes de la sociedad civil de los Estados bálticos y Eslovenia, que han hablado de los procesos de independencia de sus respectivos países.

El objetivo, ha explicado la ANC en una nota de prensa, era aprender lecciones que puedan dar impulso al movimiento independentista catalán. «En total, más de 200 participantes participaron en 5 talleres a puerta cerrada, mientras que las sesiones se emitieron en abierto», han asegurado.

Rechazan las «mesas de negociaciones obsoletas»

La presidenta de la organización, Elisenda Paluzie, durante el acto de clausura, ha aprovechado para mostrar su rechazo a la mesa de diálogo defendida por el líder de ERC, Pere Aragonès, con el Gobierno. «No podemos seguir esperando mesas de negociación obsoletas, no podemos dejar perder las ventanas de oportunidad mirando el Estado español y cediendo terreno. Desde la Assemblea creemos que es un error, no solo porque no dará ningún resultado, sino que también supondría perder una generación», ha declarado.

Una idea en la que ha puesto énfasis la coordinadora de la Comissió Internacional de l’Assemblea, Joana Pujol, la cual ha concluido que «sin unilateralismo, la independencia no será posible». «La relevancia de la presión popular en la calle y una estrategia diplomática para defender los objetivos nacionales en un gran número de países extranjeros son puntos clave».

Los países bálticos como ejemplo

El congreso trató temas como la economía, la defensa y la seguridad, las relaciones internacionales, sus procesos constitutivos o sus estrategias de desobediencia civil y contó con la participación del exministro esloveno de Asuntos Exteriores Dimitrij Rupel y de los exlíderes de la sociedad civil de los países bálticos, Ülo Laanoja y Vents Armands. Además, también se contó con Ramón Grosfóguel, activista portoriqueny y sociólogo por el Departamento de Estudios Étnicos de la Universidad de California, enBerkeley, y de los expertos y los académicos catalanes Albert Noguera, Eulàlia Pasqual, Xavier Cuadras, Jordi Arrufat y Daniel Soler.