El gobierno de Kiev ha denegado en reiteradas ocasiones el permiso para rendirse emitido por sus soldados, que continúan atrincherados en la planta metalúrgica de Azovstal, el último reducto de las posiciones ucranianas en Mariúpol. Según las comunicaciones interceptadas por el ejército de la Federación rusa (realizadas en seis idiomas diferentes), las tropas ucranianas han solicitado a Kiev la rendición centenares de veces, recibiendo el “no” como respuesta en todos los casos. Desde Kiev se les estaría emplazando a “morir como héroes” por su país.

En estos momentos en Azovstal permanecen escondidos más de un millar de soldados ucranianos, mayoritariamente militares de Azov. No obstante, algunas informaciones apuntan que de ellos, 400 serían mercenarios extranjeros (en su mayoría europeos y canadienses), incluyendo a formadores de la OTAN y personal de inteligencia de los EUA.

La negativa de Kiev parece que tendría el aval del Pentágono dispuesto a sacrificar a sus agentes antes de que caigan prisioneros de Rusia, pudiendo revelar en posteriores interrogatorios datos confidenciales de las operaciones que lleva a cabo el país norteamericano en Ucrania.

Escaramuzas internas

Del millar de militares atrincherados en Azovstal habría grupos, principalmente de neonazis, que habrían amenazado con disparar a sus propios compañeros en el caso de que decidieran rendirse. Dicha amenaza se cumpliría siguiendo órdenes de Kiev.

Según datos del Ministerio de Defensa ruso, en lo que llevamos de guerra, de los 6.824 mercenarios extranjeros de 63 países contratados por Ucrania, unos 912 han desertado y huido del país. El grupo más numeroso procede de Polonia con 1.717 personas. Unos 1.500 mercenarios llegaron desde Estados Unidos, Canadá y Rumanía, y hasta 300 militares desde el Reino Unido y Georgia. 193 mercenarios llegaron de las zonas de Siria controladas por Turquía.

Ultimátum ruso

El ejército ruso emitió ayer un ultimátum a los militares ucranianos. Les daban hasta las 6 a.m., hora local, para rendirse y salir con vida o arrasarían el lugar. Al cierre de esta noticia todavía no se tiene información de lo que está ocurriendo en Azovstal en estos momentos.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: