Junts per Catalunya ha denunciado “la degradación, suciedad y abandono” en que se encuentra el recinto monumental del Baluard del Migdia, parte de la Muralla de Mar que se levanta en Ciutat Vella, y ha pedido la dimisión del concejal de Memoria Histórica del Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Rabassa.

El portavoz del grupo municipal de Junts en Barcelona, Jordi Martí Galbis, ha denunciado el “estado de degradación” en que se encuentra todo el recinto: “estamos hablando de suciedad, de abandono de objetos, de grafitis que hay en todas las murallas, y no son recientes”. “Y va aumentando, porque siguiendo la teoría de los cristales rotos, si algo se rompe debe arreglarse en el mismo momento, porque si no, la suciedad llama a la suciedad, y la inseguridad a más inseguridad”, ha explicado.

“Desde Junts, reclamamos por enésima vez al gobierno municipal que tome medidas urgentes. Se trata de limpiar, dignificar y proteger este bien público patrimonial, en cumplimiento de la ley que obliga a la administración pública titular a mantener y cuidar del su patrimonio”, ha recordado ante “la sucesión de denuncias” que se producen.

“También pedimos que si no hay medidas suficientes para saber quiénes son los responsables de estropear este espacio, con pintadas, lanzamiento de basuras…, de la misma manera que se ponen cámaras en el resto de la ciudad, para controlar la velocidad de los vehículos, por ejemplo, que también se coloquen cámaras en este espacio y en otros espacios protegidos de la ciudad para saber quiénes son los que estropean este patrimonio y así poder sancionar correctamente y de forma contundente a sus responsables”, ha añadido.

Por último, el portavoz de Junts ha garantizado que si su partido gobierna en el próximo mandato, “esta será una de las primeras actuaciones que haremos”. “No toleraremos que haya una situación como ésta en ningún lugar de la ciudad”, ha concluido.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: