28 octubre, 2020

Juan Carlos habría gastado más de 100.000 euros mensuales de la cuenta de Suiza

juan carlos suiza
Juan Carlos I y el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed Bin Salman.
R@MBLA

Parece que la veda para exponer públicamente los indicios de corrupción del rey Juan Carlos se ha abierto definitivamente en España. Este viernes el diario digital El Confidencial asegura que el rey emérito retiró entre el 2009 y el 2012 más de 100.000 euros al mes de la cuenta suiza donde tenía más de 60 millones de euros.

Este dinero, recibido de la casa real de Arabia Saudí, ses el que en 2012 Juan Carlos transfirió a una cuenta de Corinna Larsen, y que ella dijo a la justicia de Suiza que le había dado por “amor”. Esto fue después de la famosa cacería de elefantes en Botsuana, en qué Juan Carlos acabó con el fémur roto, un incidente que deterioró gravemente la imagen de la corona española.

La “incomodidad” del banco

El Confidencial asegura que precisamente este incidente fue el detonante para que el banco Mirabaud le pidiera cerrar la cuenta, porque suponía una “incomodidad”. Este medio asegura que ha conseguido copia de la documentación generada por la cuenta de Juan Carlos en este banco a nombre de una empresa fantasma de Panamá, Lucum Foundation.

Una vez ingresado el dinero, los primeros movimientos de la cuenta habrían sido a finales de verano del 2008, para pagar a Dante Canonica y Arturo Fasana, los dos ciudadanos suizos contratados para gestionarlo.

Más de 100.000 euros al mes en billetes

A partir de comienzos del 2009, y por órdenes directas de Juan Carlos, se habría sacado dinero de manera periódica a un ritmo de más de 100.000 euros mensuales. Este dinero, en billetes bancarios que no se habrían declarado nunca a la Hacienda española, se habrían destinado a gastos cotidianos y no tan cotidianos de la familia real, como por ejemplo viajes, regalos, comidas, etc.

La información detalla que en el año 2010 se habría sacado un millón y medio de euros de la cuenta, que suponen 125.000 euros mensuales, año en qué Juan Carlos I tenía asignado como rey un presupuesto anual oficial de 140.000 euros. Y también muestra un recibo del 2011 que refleja operaciones por un valor de 900.000 euros con la firma de Juan Carlos.

Donación “irrevocable” a la “princesa”

También este viernes el digital El Español ha publicado el documento en qué Juan Carlos habría certificado que, en la donación a Corinna Larsen, de junio del 2012, ésta no era la su testaferro. Según este digital, en el documento, el rey ahora emérito trata Larsen de “princesa”, a pesar de que, después de 2005, cuando se divorció del príncipe Zu Sayn Wittgenstein, ya no podía usar este título. El documento declararía que la donación era “irrevocable” y que el dinero a partir de entonces sería “de su única propiedad”.

Más entradas de dinero a la cuenta

Este jueves El Español publicó otro documento, también firmado por Juan Carlos y Larsen conjuntamente, en que se excluía el dinero de su herencia. En este documento, el rey emérito reconocía claramente ser el primer beneficiario de la empresa fantasma Lucum Foundation. La donación fue por un valor de 65 millones de euros, cosa que demuestra que en la cuenta del banco entró más dinero durante aquellos años, entre los cuales 1,4 millones de euros del rey de Baréin. Estas enormes cantidades de dinero habrían sido comisiones por las gestiones y mediaciones hechas por Juan Carlos en contratos de empresas españolas, como es el caso del AVE a la Meca.

Una democracia “sana”

Como resultado de todas estas informaciones, el gobierno español se está esforzando para marcar distancias entre el actual rey, Felipe VI, y su padre, Juan Carlos. Este jueves el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, calificó de “perturbadoras” las informaciones, pero también aseguró que muestran que la democracia española es “sana”.

Real Time Web Analytics