Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) anunciaron ayer que el inicio de ataques aéreos a gran escala contra la Yihad Islámica Palestina en la Franja de Gaza.

La operación va dirigida contra lugares de producción de armas, almacenes, así como posiciones de lanzamiento de cohetes de la Yihad Islámica.

Según las FDI, el movimiento yihadista lanzó alrededor de 80 cohetes contra el sur de Israel. Casi la mitad cayó en la Franja de Gaza mientras que 46 cruzaron la frontera, de los cuales 33 fueron interceptados por el sistema de defensa aérea conocido como la Cúpula de Hierro.

En redes sociales se han difundido imágenes filmadas en la Franja de Gaza que supuestamente muestran varios cohetes siendo lanzados hacia Israel, interceptados por la defensa israelí.

Anteriormente, la Yihad Islámica, informó que había disparado 100 cohetes contra Israel en respuesta al asesinato de un comandante yihadista. “Es solo el comienzo”, aseveró un portavoz del grupo.

Ante ello, se activaron las sirenas de alerta en las ciudades israelíes de Ascalón y Sederot, así como en Be’eri y Ein HaBesor. Según el servicio nacional de emergencia del país, no hay heridos, mientras que medios locales informaron que dos personas fueron trasladadas al hospital tras sufrir ataques de pánico por la activación de las sirenas, pero ya han sido dadas de alta.

Operación israelí contra “objetivos terroristas”

El comandante de la zona norte de la región, Taysir al Jabari, fue abatido la tarde de ayer en el curso de un operativo efectuado por las FDI contra “objetivos terroristas” y que ha sido bautizado como ‘Amanecer’.

Las FDI dijeron haber recibido una advertencia sobre la preparación de ataques, dirigidos por Al Jabari, contra blancos de Israel, antes del arresto a principios de semana de Bassem Saadi, uno de los líderes de la Yihad Islámica en Palestina, durante una redada en Cisjordania.

Además, atacaron con aviones y drones dos células que, según sus datos, iban a realizar ataques con misiles antitanque, dejando al menos a 12 yihadista muertos.

Por su parte, el Ministerio de Salud de Gaza informó de la muerte de ocho personas tras los ataques israelíes, entre ellas, una niña de cinco años, y 44 heridos.

El ministro de Defensa de Israel, Benny Gantz, anunció que el Ejército llamará a filas hasta 25.000 reservistas, según sean sus necesidades, ante la escalada en Gaza.

“Destruiremos a los que nos amenazan”

Horas antes, el primer ministro israelí, Yair Lapid, realizó una evaluación de seguridad sobre la situación en las zonas cercanas a la franja. “La seguridad y la calidad de vida de los residentes del área adyacente a la Franja de Gaza son nuestra principal prioridad”, dijo.

“Para nuestros enemigos, y específicamente para los líderes de Hamás y la Yihad Islámica Palestina, me gustaría enfatizar: se acabó el tiempo. La amenaza será eliminada de una forma u otra”, declaró, por su parte, Gantz, reiterando que el país hebreo no tiene como objetivo a Gaza en general ni a sus habitantes, sino a “los responsables del deterioro”. “Destruiremos a los que nos amenazan”, agregó.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: