El Ministerio palestino de Sanidad ha informado que la veterana periodista de Al Jazeera, Shireen Abu Akleh, recibió un disparo en la cabeza y murió poco después mientras cubría una redada de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) contra la ciudad de Yenin. Abu Akleh fue alcanzada por una bala real mientras vestía un chaleco antibalas con la palabra «PRESS» (prensa) escrita en letras mayúsculas. La reportera fue trasladada de urgencia en estado crítico al hospital Ibn Sina, donde fue declarada muerta. Al Jazeera ha acusado a Israel de atacar deliberadamente a la víctima.

Según el ministerio palestino, otro periodista palestino, identificado como Ali al-Samudi, que trabaja para el diario Alquds, con sede en Al-Quds (Jerusalén), ha resultado herido por disparos israelíes, pero se encuentra estable.

«Shireen Abu Akleh estaba cubriendo los eventos que se desarrollaban en Yenin, específicamente una redada israelí en la ciudad, ubicada al norte de la Cisjordania ocupada, cuando recibió un balazo en la cabeza», ha dicho Nida Ibrahim, otra periodista de Al Jazeera hablando desde la ciudad palestina de Ramálah.

El ejército del régimen de ocupación de Tel Aviv ha afirmado que la muerte se produjo por un intercambio de disparos entre soldados y la resistencia palestina, versión puesta en duda por varios testigos. Israel ha hecho redadas casi a diario en la Cisjordania ocupada en las últimas semanas; las brutalidades de este régimen sigue dejando un gran número de palestinos muertos, heridos y detenidos en el territorio palestino ocupado, mientras que la comunidad internacional mantiene silencio ante sus crímenes, lo que alienta a este régimen a perpetrar más atrocidades contra el pueblo palestino, según las autoridades de Palestina.

¿Ejecución deliberada?

Varios testigos presenciales, entre ellos dos periodistas que estaban junto a Abu Akleh, informaron de que la zona había estado relativamente tranquila inmediatamente antes de su muerte, lo que refuta las declaraciones israelíes de que había muerto en un fuego cruzado. Al Jazeera informó de que, según su jefe de la oficina de Ramálah, Walid Al-Omari, no hubo disparos por parte de palestinos. Al-Omari también declaró que Abu Akleh llevaba un casco y que le dispararon en una zona no protegida, debajo de la oreja, sugiriendo que esto demostraba que había sido «un objetivo deliberado». El vídeo del tiroteo mostraba a Abu Akleh con un chaleco antibalas azul en el que se podía leer claramente «PRESS».

Al Jazeera ha descrito el asesinato de Abu Akleh como un «crimen horrible que viola las normas internacionales» y que se cometió «a sangre fría». El director general de la cadena, Giles Trendle, ha declarado que la cadena estaba «conmocionada y triste» por su muerte y ha pedido una investigación transparente.

Según Reporteros sin Fronteras, las fuerzas israelíes han herido a 144 periodistas palestinos en toda la Franja de Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este desde 2018 y, en abril de 2022, la Federación Internacional de Periodistas presentó una denuncia ante la Corte Penal Internacional acusando a las fuerzas israelíes de atacar sistemáticamente a los periodistas.

La voz de Palestina

Shireen Abu Akleh nació el 3 de enero de 1971, tenía 51 años y nacionalidad palestina-estadounidense. Trabajó como reportera para el canal en árabe de Al Jazeera durante 25 años hasta que ha sido asesinada hoy, 11 de mayo de 2022, mientras cubría una incursión de las Fuerzas de Defensa de Israel en Yenín, en la Cisjordania ocupada por Israel.

Abu Akleh trabajó como periodista para Radio Montecarlo y La Voz de Palestina. Además, trabajó para la UNRWA, el Canal Satélite de Ammán y el MIFTAH. En 1997, comenzó a trabajar como periodista para Al Jazeera, haciéndose conocida como reportera en su canal en lengua árabe. Vivía y trabajaba en Jerusalén Este, informando sobre los principales acontecimientos relacionados con Palestina, incluida la Segunda Intifada, y cubriendo además la política israelí. A menudo informaba sobre los funerales de los palestinos asesinados por las fuerzas israelíes.

Hezbolá: «Israel busca silenciar a los medios»

Por su parte, el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) ha condenado el asesinato de la periodista palestina. Mediante un comunicado publicado este miércoles por Hezbolá, el movimiento libanés, tras condenar enérgicamente las últimas agresiones de los sionistas, de disparar a la periodista de Al Jazeera, Shireen Abu Akleh, en la ocupada Cisjordania, ha manifestado que los sionistas buscan encubrir sus crímenes al silenciar los medios.

Asimismo, tras ofrecer sus condolencias al personal de Al-Jazeera, a la familia de Abu Akleh, a todos los colegas periodistas de diferentes medios de comunicación palestinos, así como toda la población palestina, ha considerado a Abu Akleh como una «periodista de la Resistencia que había sido pionera en la cobertura de los crímenes sionistas contra su pueblo a lo largo de veinte años».

Además, ha hecho una llamada a las organizaciones internacionales de medios de comunicación y las Naciones Unidas para denunciar las medidas agresivas de Israel  y poner fin a sus ataques y agresiones contra periodistas.

Redacción en | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: