Este viernes, las fuerzas del régimen israelí han irrumpido en la Mezquita Al-Aqsa en la ocupada ciudad de Al-Quds (Jerusalén) causando más de 150 palestinos heridos y la detención de otros 300.

La agencia Wafa ha informado que las tropas israelies irrumpieron en los patios de la mezquita después del rezo de la madrugada, abriendo fuego y lanzando bombas de gas lacrimógeno contra los palestinos allí congregado, lo que causó heridas de diversa consideración a más de 150 personas, incluidas niños, mujeres, ancianos, paramédicos y periodistas, y daños materiales a la mezquita.

Asimismo, y aproximadamente a las ocho de la mañana, hora local de Palestina, los soldados israelíes asaltaron de nuevo la mezquita Al-Aqsa, y agredieron de nuevo a los palestinos, hiriendo a más de 30 de ellos y arrestando a otros 40.

HAMAS advierte a Israel

Por su parte, Sami Abu Zuhri, alto miembro del Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS), ha rechazado la agresión israelí, y afirmado que los ataques del régimen sionista a la Mezquita Al-Aqsa y a los fieles reunidos en el recinto sagrado constituyen una “declaración de guerra” contra el pueblo palestino.

“Aconsejo a los ocupantes que no pongan a prueba la paciencia de la Resistencia”, ha resaltado Abu Zuhri, indicando que tales medidas son una prueba de la tendencia de los ocupantes a hacer estallar la situación y contradecir sus falsas afirmaciones de mantener la paz.

Por su parte, la Organización para la Cooperación Islámica (OCI) ha condenado enérgicamente el ataque de los ocupantes sionistas a la Mezquita Al-Aqsa, enfatizando que el acto criminal ha herido los sentimientos de la Umma Islámica (comunidad islámica), y ha pedido una acción inmediata por parte de la comunidad internacional para detener la repetida agresión sionista contra el sagrado lugar, ha informado la agencia local de noticias Palestine Today.

60 000 palestinos rezan en la Mezquita Al-Aqsa

Tras el suceso, cientos de palestinos han marchado hacia la Mezquita Al-Aqsa. Según informan los medios locales, unos 60 000 palestinos han realizado la oración del viernes en el lugar sagrado. También, han protestado contra el ataque israelí gritando consignas en apoyo a la Mezquita Al-Aqsa.

El ataque israelí a la Mezquita Al-Aqsa también ha causado protestas en diferentes partes del territorio palestino. Entretanto, se ha reportado feroces enfrentamientos entre los palestinos y sionistas. Conforme a medios locales, las fuerzas israelíes han utilizado munición real y gases lacrimógenos contra los palestinos en la ciudad de Nablus, en la Cisjordania ocupada, causando la herida de al menos 19 palestinos.

La Mezquita Al-Aqsa representa el tercer lugar más sagrado del Islam, tras la Mezquita Al-Haram en La Meca y la Mezquita Al-Nabawi en Medina (ambas en Arabia Saudí). Los palestinos han advertido en reiteradas ocasiones sobre los intentos israelíes de cambiar el statu quo del sagrado lugar y sus espacios religiosos.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: