La Fiscalía Anticorrupción de la Audiencia Nacional investiga posibles irregularidades en la contratación para el mantenimiento de camiones de Bombers de la Generalitat. Esta investigación, que ha avanzado «El Món» y han confirmado varias fuentes a ACN, pretende aclarar como funcionaba el sistema de contratos con que una misma empresa, Grupo Iturri, cobraba por la prevención y reparación de vehículos de la Direcció General d’Extinción i Prevenció d’Incendis (DGEPIS) los últimos años. El mayo pasado, el mismo Departamento de Interior ordenó que se indagara y se llevara el caso a la justicia. Así, la información se puso en manos de la fiscalía barcelonesa y de los Mossos d’Esquadra, pero finalmente ha llegado a la Audiencia Nacional.

Aunque ya hacía meses que desde la DGPEIS se apuntaba el resultado caótico de los contratos para el mantenimiento de los camiones, el detonante del caso fue el mensaje que alertaba que a mediados de marzo de 2021 ya se habría agotado el saldo de un contrato previsto para un contrato vigente hasta diciembre. Esta gestión económica iba acompañada de anomalías frecuentes, como la utilización repetida de la figura mercantil del reconocimiento de deuda, que está ideada para liquidar los costes de un servicio que ha superado el valor de la licitación inicial.

La información destapada por «El Món», que remonta la investigación a finales de 2016, incluye también facturas de vehículos con datos incoherentes o la existencia de talleres de Grupo Iturri en los mismos parques de Bombers de Cerdanyola, Valls y Calonge, cuando Interior no tenía constancia de ningún convenio que cediera el uso de estos espacios a la compañía.

Rescisión de contrato y nueva licitación

Los hechos se pusieron en conocimiento de la justicia poco antes de que se disolviera el anterior gobierno catalán, con el conseller Miquel Sàmper al frente de Interior. Ahora, mientras Anticorrupción investiga el caso, la conselleria en manos de Joan Ignasi Elena prepara el cierre de un nuevo contrato que ponga fin a los problemas detectados. El pasado octubre rescindieron el contrato anterior, que había sido prorrogado en varias ocasiones y que era el origen, en gran parte, del descontrol de los últimos años, apuntan fuentes del departamento.

La nueva licitación ya está en marcha y prevé tener un nuevo adjudicatario en abril del próximo año. Este nuevo contrato prevé una mejora en la dotación económica, ya que se considera que antes estaba infrafinanciado, y establece nuevos mecanismos de control para evitar que produzcan las anomalías detectadas los meses anteriores. Además, se plantea también que el impulso del Departamento de Interior para renovar una flota de vehículos de los Bombers envejecida tiene que facilitar también reducir el volumen de reparaciones necesarias los últimos años.

Mientras no se resuelve el nuevo contrato, para llevar a términos las tareas de prevención y mantenimiento necesarias, el Departamento de Interior ha ido tramitando adjudicaciones reducidas y contratos de servicios. En algunos de estos casos, por la particularidad del servicio y la especialización de la empresa, quien ha sido escogido para seguir ofreciendo sus prestaciones ha sido el Grupo Iturri. En otros casos, quien se ha hecho con la contratación de los servicios ha sido una empresa diferente.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: