En una entrevista concedida a TeleSur, el periodista y académico español Ignacio Ramonet aseguró que es imposible predecir qué sucederá en los próximos días con respecto al desarrollo del conflicto entre Rusia y Ucrania.

La declaración de Ramonet responde a posibles acciones de la OTAN en respuesta a las acciones de Moscú en la región del Donbás y que el Kremlin ha indicado que el objetivo de la operación militar especial es la protección de la población del este ucraniano. El intelectual español también comentó que la situación en Ucrania es una guerra económica, financiera, mediática y mundial.

“Esta situación tiene, por una parte, una arista militar, es una guerra de confrontación entre dos países con un teatro local, el territorio ucraniano, pero por lo demás es una guerra mundial, económica, comercial, financiera, monetaria, mediática, es una guerra mundial en muchos otros aspectos” dijo Ignacio Ramonet.

Ignacio Ramonet destacó que en la actualidad ningún país o Estado está fuera del conflicto en el este ucraniano, porque las consecuencias alcanzan a todos, lo cual desencadenará en protestas y manifestaciones sociales en muchos países, debido al aumento de la inflación y costo de la vida.

En cuanto a las sanciones de EE.UU. y sus aliados occidentales contra Rusia, Ramonet afirmó que las medidas unilaterales crearán un contexto internacional con repercusiones de todo tipo y puso como ejemplo el alza de la gasolina, la electricidad, los alimentos y materias primas.

Sobre la reunión de los representantes de Washington con el Gobierno venezolano, precisó que fue una gran sorpresa geopolítica, aunque recalcó la disposición al diálogo y la negociación por parte del presidente Nicolás Maduro.

“La posición de Venezuela es muy clara sobre el hostigamiento de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) contra Rusia. La cancillería siempre se pronunció a favor de la paz y el entendimiento, en contra de cualquier hegemonía”, expresó.

El periodista español subrayó que las redes sociales han jugado un rol principal en el conflicto en Ucrania, donde han manipulado la situación, y han cortado la voz a los medios de comunicación rusos.

De acuerdo Ignacio Ramonet, las redes saturan la información y las noticias sobre Ucrania de toda clase de falsedades, una gran manipulación emotiva, son dominantes y marcan el todo de la noticia, el relato principal lo están imponiendo de una manera distorsionada.

Ramonet: «La situación en Ucrania tenía una solución diplomática»

En otra entrevista concedida al mismo medio el pasado mes de febrero, el periodista y escritor español Ignacio Ramonet indicó que la actual situación que se vive en Europa del este pudo evitarse mediante una solución diplomática entre las partes.

El periodista Ramonet afirmó que la crisis en Ucrania y Rusia se podía evitar, luego que el mandatario Vladímir Putin reiterara en varias ocasiones que su petición era garantizar la seguridad de su país.

«Esta situación era evitable, hay que decir las cosas como son (…) Lo que Putin ha reclamado con insistencia es que se le garantice a Rusia que Ucrania no va a ser parte de la OTAN. En otras palabras, que se le garantice a la Federación Rusa que no van a llegar al territorio de Ucrania, a la frontera con Rusia, armas nucleares que van a poner en peligro la seguridad de Rusia», acotó.

Ramonet comentó que esta fecha, cuando el mandatario ruso anunció una operación militar especial para defender a la población ubicada en la región del Donbás, «marca la entrada del mundo en una nueva edad geopolítica. Estamos en una situación absolutamente nueva, desde la Segunda Guerra Mundial no había habido un acontecimiento bélico tan importante como este».

Por otra parte, explicó que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) ha planteado la instalación de armamento en diferentes naciones para «garantizar» su seguridad, pero «eso pone en peligro la seguridad de otros países, en particular de Rusia. Esto era evitable, Putin lo ha repetido y se lo ha dicho a los diferentes jefes de Estado y primeros ministros, sí, sentémonos en torno a una mesa».

«En la respuesta que la diplomacia rusa le dio a la OTAN estaba claramente especificado, firmemos un documento en el que la OTAN se compromete a no extenderse a Ucrania ni instalar armas, especialmente nucleares, que puedan poner en peligro la seguridad rusa. ¿Por qué no se ha hecho? Es un misterio. Muchos observadores en el mundo consideran que era una opción, la diplomacia tenía la posibilidad de imponerse», aseveró el periodista español.

«Putin lleva bastante tiempo exigiendo lo que hemos dicho antes, una garantía para su seguridad, no se la han dado. También pidió que las poblaciones ruso-parlantes en el Donbás sean protegidas. Tampoco se le han garantizado», rememoró.

Acuerdos de Minsk

El periodista español abordó que «en los acuerdos de Minsk estaba estipulado que se le daría una amplia autonomía por parte de las autoridades de Kiev a las repúblicas (Donetsk y Lugansk), ahora autoproclamadas y reconocidas por Moscú, y no se llevó a cabo esta autonomía».

Además, recordó que el conflicto que se vive en esa región desde hace ocho años ha dejado unos 14.000 muertos. «No cabe duda de que hay elementos de exasperación en las autoridades rusas, y los dirigentes de Estados Unidos (EE.UU.) y de la OTAN no han sabido responder».

Ramonet reiteró que solo se pedían garantías para la seguridad del territorio, pero no se pudo lograr ante la negativa de la OTAN y del presidente de EE.UU., Joe Biden, de firmar un acuerdo que las estableciera.

Interés de EE.UU.

«Para Biden este conflicto puede ser una distracción con respecto a su situación de mediocridad como gobernante. Una situación en la que, en política exterior, exclusivamente ha conocido una serie de disparates, como la retirada en Kabul, finalizando la guerra en Afganistán», comentó el escritor español.

Igualmente, manifestó que en materia de política interna, «todo el mundo sabe que EE.UU. está en una situación en la que las desigualdades se han desatado, así como la violencia y la delincuencia, la inflación ha crecido; puede ser esa la razón para no comprometerse en evitar una guerra que se veía venir».

«Yo no creo que podamos aplaudir al desencadenamiento de una guerra. El mundo no necesita conflictos abiertos como este de gran envergadura», declaró. Asimismo, advirtió que la situación que se viven en Europa del este «va a tener consecuencias para el mundo entero y para los próximos años». «Por parte de la OTAN y de EE.UU. no le han dado las posibilidades a la paz, a la negociación y a la diplomacia, de encontrar una situación a este problema, y este problema tenía solución diplomática», concluyó.

Elaborado con información de TeleSur

Redacción en | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: