Como en años anteriores, se trata de una huelga general feminista que sitúa en un primer lugar «las reivindicaciones en contra de la explotación patriarcal que millones de mujeres y géneros disidentes sufrimos por el simple hecho de serlo», indican en un comunicado.

Es también una huelga general porque «el patriarcado actualmente existe en un sistema capitalista, al que nutre y alimenta». La convocatoria llama a la huelga al conjunto de las trabajadoras y trabajadores de Cataluña, si bien «el protagonismo radicará en quienes lo sufrimos en primera persona, como forma de lucha contra la invisibilización cotidiana», añaden.

La huelga llega en un contexto complicado para los sectores más feminizados que a la su vez son también los más esenciales: educación, sanidad, comercio y cuidados; «Son sectores con una precariedad en aumento y donde la covid-19 ha sido especialmente impactante, dejando patente la situación de indefensión de miles de compañeras», dicen.

La no derogación de la reforma laboral, la ley de extranjería, la nefasta gestión de la pandemia, la violencia institucional y judicial, la ley de reducción de temporalidad a la ocupación pública, las privatizaciones, el paro y los despidos, la imposibilidad de conciliación familiar… «Son motivos más que suficientes para convocar huelga general feminista», subrayan.

La CGT ha confirmado también la convocatoria de huelga general el 8-M en Andalucía y Menorca. Más información en https://vagageneralfeminista.org/

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: