La mayor parte de escuelas palestinas de Jerusalén Este ocupado han secundado este lunes una huelga para denunciar los intentos de imposición por parte de Israel de un plan de estudios que «distorsiona» y «falsifica» la narrativa histórica.

En total, unos cien mil estudiantes de primaria y secundaria no han asistido a clase, de acuerdo con la agencia oficial de noticias palestina Wafa.

La huelga ha estado precedida de protestas de madres, padres y estudiantes en varios barrios de la ciudad para denunciar que Israel intenta imponer su plan de estudios y libros de texto. Consideran que se trata de una «israelización de la educación».

Ante ello, la principal reclamación es que en las escuelas los alumnos y alumnas palesitnos tengan derecho a seguir con libros de texto oficiales del programa curricular de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), la cual no tiene poder directo sobre la parte oriental de la ciudad, anexionada bajo soberanía israelí desde 1980.

«Una guerra centrada en la identidad y la narrativa»

«Las autoridades de ocupación (Israel) están librando una guerra implacable contra el sector educativo palestino en Jerusalén, una guerra centrada en la identidad y la narrativa», ha apuntado a Wafa el portavoz del Sindicato Palestino de Docentes, Ahmed al-Safadi.

Ha censurado que la presión israelí no sólo se percibe con los intentos de «imposición de un plan de estudios distorsionado, sino que también se usan otras herramientas, como impedir la reforma o la apertura de nuevas escuelas palestinas» en Jerusalén.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: