Los trabajadores de los hospitales públicos catalanes están hartos de la gestión que se lleva a cabo en sus centros. Un ejemplo lo hemos vivido hoy con las protestas simultáneas que se han celebrado a las puertas del Hospital del Mar, el Hospital de l’Esperança, el Clínic o el Hospital de Mollet. En todos los casos el común denominador es la “mala gestión de los centros” y los “recortes salvajes” que se siguen produciendo, según han informado sindicatos como la CGT. Por eso reclaman “una sanidad universal, pública, de calidad y unas condiciones de trabajo para los sanitarios y sanitarias a la altura de lo que merecen”.

En el caso del Hospital del Mar los trabajadores aseguran que “están al límite” y se niegan a continuar “sufriendo” las consecuencias de una mala organización. En este sentido, avisan que si la dirección no escucha sus reivindicaciones, no descartan ir a la huelga. Tal y como ha explicado el presidente del comité, Xavi Tarragón, la pandemia solo ha hecho que agravar “muchos años de recortes”. “Faltan manos y por eso hemos de doblar turnos y hacer muchas horas extras”, ha lamentado, “en todo 2021 los profesionales hicieron unas 35.000”.

De hecho, la falta de personal es una de las denuncias principales e implica una mayor carga de trabajo para los trabajadores actuales, una situación que para el comité es «inadmisible» y que puede perjudicar «la atención a los pacientes», ya que aumenta el riesgo de «cometer errores». El comité de empresa, además, denuncia «la mala gestión del centro» y denunciar «el maltrato que sufren por parte de la gerente» del Parque de Salud Mar, Olga Pané Mena.

Protesta a las puertas del Hospital de l’Esperança, en Gràcia. (CGT)

En el caso del Clínic, la CGT ha explicado que “volvemos a concentrarnos delante del Hospital Clínic de Barcelona las trabajadoras de este hospital de todas las categorías: técnicas en curas de enfermería, auxiliares sanitarios, limpieza, cocina, informática, mantenimiento… Estamos muy cansadas de la mala gestión y de sufrir las consecuencias de los recortes salvajes en sanidad: económicas, condiciones de trabajo…”.

Además, han informado que “falta de personal de enfermería. Es un problema crónico de este hospital, que mantiene contratos precarios, que hace doblar sistemáticamente y ampliar fuera de jornada laboral a cambio de ‘horas de fuerza mayor'”.

Además, desde la CGT han alertado que “no cobraremos el 100% de los objetivos, a pesar de cumplirlos y que el hospital reciba la partida económica del CatSalut. ¿Dónde están las cuentas? Desde el comité de empresa y esta misma sección se han pedido y siempre se van por la tangente”. También subrayan que “nos llevan quitando del sueldo un 5% del salario vía decreto ley, los salarios no han subido y, en cambio, la vida se encarece día tras día. Exigimos que se deje de descontar ese 5% o al menos se nos suba el sueldo para compensar la salvaje subida del IPC”.

Las Urgencias del Sant Joan de Déu de Sant Boi “están ahogadas”

Por su parte, Metges de Catalunya (MC) advierte que la situación del servicio de Urgencias del Parc Sanitari Sant Joan de Déu (PSSJD) de Sant Boi de Llobregat es “insostenible” a raíz de la ampliación de la población de referencia del centro hospitalario, que “no ha ido acompañada de un incremento proporcional del personal facultativo”. El sindicato avisa de que el servicio se encuentra “ahogado” desde hace dos meses, con pacientes ingresados que no pueden subir a planta y otros que esperan varias horas en los pasillos hasta que son atendidos.

Situación de las urgencias en Sant Boi. (MC)

La precariedad de la atención urgente del PSSJD se debe, según MC, a la combinación de la carencia de personal asistencial y la designación del hospital de Sant Boi como centro de referencia de los municipios de Cervelló, Corbera, La Palma y Vallirana. Unos 40.000 habitantes más que se suman a los 125.000 que ya tenía el PSSJD antes de asumir los pacientes de estas cuatro poblaciones del Baix Llobregat.

La organización asegura que para atender a todos estos usuarios el hospital sólo cuenta con 17 facultativos de Urgencias, ya que hay otros tres profesionales de la plantilla habitual del servicio que en estos momentos no están disponibles. Así, si antes de la ampliación de la población de referencia eran necesarios 20 facultativos para dar cobertura a la demanda asistencial del territorio, con el incremento de pacientes la dimensión adecuada es de 25 profesionales médicos, según cálculos de la propia dirección del PSSJD.

“Faltan médicos porque los que había se han ido o han pedido la excedencia por las malas condiciones de trabajo. Y por el mismo motivo, no encuentran nuevos”, afirma el delegado de MC en el PSSJD, Francisco Castro.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: