El Grupo Wagner es una de las organizaciones más secretas de Rusia, oficialmente no existe. Se trata de una organización paramilitar que funciona como una empresa militar privada, que actúa en varias regiones por el mundo, principalmente en el este de Ucrania (Dombás), en Siria y repúblicas africanas. Wagner es utilizado como brazo de apoyo en conflictos donde Rusia está comprometida o involucrada. Se cree que hasta diez mil personas han sido contratados por Wagner en los últimos diez años. Sus comandantes son admiradores de Hitler y están de acuerdo con la ideología nazi. Por eso se ponen al servicio de Putin, que es un gobernante burgués de ultraderecha.

El llamado Grupo Wagner no puede ser visto como una empresa con sus ritos formales. Es una organización de contratistas militares privados que se articulan para una red de negocios de mercenarios con diversos fines. Entre estos negocios podemos mencionar: represión de protestas populares, estabilidad a gobiernos títeres, difusión de noticias falsas, etc. A cambio, reciben autorización para extraer oro, diamantes y otros recursos naturales.

El Grupo Wagner se fundó en 2014 con la anexión rusa de Crimea y el estallido de la guerra del Dombás. Lo creó Dmitri Utkin, antiguo teniente coronel de las fuerzas especiales de la inteligencia rusa. El nombre alude al compositor alemán Richard Wagner, pseudónimo de Utkin, y se cree que lo eligió por simpatizar con el nazismo, ya que Wagner era el músico favorito de Adolf Hitler. Utkin es reconocido como uno de los fundadores de la Wagner y condecorado por Putin. A Dimitri le gusta aparecer con cara de malo y sin camisa. En las fotos podemos ver los tatuajes nazis en su cuerpo. Admirador del Tercer Reich, Dimitri se tatuó en el hombro dos blasones. Uno de la Schutzstaffel, más conocida como SS; y otra con la Reichsadler, el águila nazi y emblema del Tercer Reich.

El Grupo Wagner es una empresa burguesa que defiende los intereses y las inversiones de los grandes magnates rusos y sus aliados, pero además están imbuidos de todo el prejuicio “gran ruso” denunciado por Lenin. Defensores de la tesis de que es necesario oprimir a las demás nacionalidades para mejor explorar y enriquecerse.

Wagner, en Ucrania en 2014

Cuando estalló la crisis de 2014 en Ucrania, el país se convirtió en un verdadero campo de entrenamiento para el Grupo Wagner. Los mercenarios del Grupo Wagner comenzaron a actuar en Ucrania apoyando a los militares rusos y a las milicias prorrusas de Crimea y el Dombás. Muchos procedían del Cuerpo Eslavo, una empresa militar que había participado en una operación fallida en Siria en 2013. La mayoría se caracterizan por simpatizar con el nacionalismo ruso y la fe nativa eslava, un movimiento neopagano con elementos racistas en su doctrina.

Miembros del Grupo Wagner han sido vistos en Ucrania durante la invasión Rusa de 2022, particularmente en la región de Dombás. Se estima que hay unos 400 efectivos desplegados en la región. Organizaciones civiles acusan al grupo de haber realizado ejecuciones masivas y saqueos.

Una de las justificaciones que trató de dar Putin para la ocupación de Ucrania fue que esta estaba relacionada con la presencia de fuerzas fascistas en esos países y que la ocupación del país era para liberar a los ucranianos de estos fascistas. Es cierto que el Batallón Azov opera en Ucrania bajo la complacencia del gobierno; sin embargo, el comando del Grupo Wagner tiene la misma ideología y está mejor preparado y equipado para combatir los procesos revolucionarios allí donde se presenten.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: