Mediante una publicación emitida en su canal de Telegram, el presidente checheno, Ramzan Kadyrov, informó el martes que el Ejército de la República de Chechenia, junto con las milicias independentistas de la República Popular de Luganks (RPL), han tomado el control de la planta industrial de Knauf en la ciudad de Soledar, ubicada en la República Popular de Donetsk (RPD).

Kadyrov dijo que las tropas chechenas ya están asentadas en la planta industrial y calificó de un “gran logro” la operación que obligó al enemigo a abandonar sus posiciones fortificadas.

10000 chechenos en la reserva para hacer frente a los nazis

Por otro lado, ha dicho que su país cuenta con una serie de destacamentos adicionales conformados con 9000 “combatientes bien entrenados” dispuestos a abandonar la República de Chechenia en este momento y participar en la guerra en el territorio ucraniano.

“Otros 10 000 soldados están en la reserva y están esperando entre bastidores. Están listos para llevar a cabo cualquier trabajo hasta conseguir la derrota completa de los nazis en Ucrania”, subrayó.

Por otro lado, recordó a los soldados ucranianos que todavía tienen la oportunidad de salvar sus vidas y regresar con sus familias. “No dejen que el Occidente destruya tu país”, señaló Kadyrov, instando a las tropas de Ucrania a tomar la situación en sus propias manos y no dejar que los nazis estén en sus ciudades.

Rusia y sus aliados está consolidando sus posiciones en el este de Ucrania para alcanzar el objetivo principal del operativo que lanzó el 24 de febrero, es decir, “desmilitarizar” y “desnazificar” Ucrania. Con todo esto, Moscú ha dejado claro que sus ataques no implican ninguna amenaza para la población civil de Ucrania.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: