Ford Motor ha empezado a despedir en Estados Unidos, Canadá y la India a 3.000 trabajadores de ‘cuello blanco’ (administrativos, oficinistas, comerciales, ingenieros, etc.) en su intento de reducir costes y hacer la transición de los vehículos de combustión interna a los eléctricos.

Los dirigentes del fabricante de automóviles de Dearborn (Michigan) realizaron el anuncio ayer lunes, según Associated Press, mediante un correo electrónico dirigido a toda la empresa, en el que decían que se despediría a 2.000 trabajadores asalariados a tiempo completo y a otros 1.000 contratados a tiempo parcial.

Los recortes representan alrededor del 6% de los 31.000 trabajadores asalariados a tiempo completo en Estados Unidos y Canadá. Los 56.000 trabajadores sindicales de las fábricas de Ford no se verán afectados. Algunos trabajadores también perderán su empleo en la India.

El presidente ejecutivo, Bill Ford, y el consejero delegado, Jim Farley, explicaron en el correo electrónico que Ford proporcionará beneficios y una ayuda significativa para que los trabajadores encuentren nuevos empleos.
También aseguraron que Ford tiene la oportunidad de liderar la nueva era de los vehículos híbridos y eléctricos.

“Construir este futuro requiere cambiar y remodelar prácticamente todos los aspectos de la forma en que hemos operado durante más de un siglo”, dijo el correo electrónico. “Significa redistribuir los recursos y abordar nuestra estructura de costes, que no es competitiva frente a las empresas tradicionales y nuevas”.

Farley y Ford indicaron en su email que examinaron el trabajo “cambiante” de cada equipo para decidir dónde se harían recortes. La compañía determinó que su estructura de costes no era competitiva comparada con General Motors, Stellantis y Tesla. “Estamos eliminando trabajo, así como reorganizando y simplificando funciones en todo el negocio”, señalaron en el correo.

Más tarde, un portavoz de la multinacional detalló que los recortes se hicieron en todas las áreas de la empresa, incluyendo recortes en la gran plantilla de ingenieros de combustión interna. La empresa ya se ha reestructurado en Europa, Asia e India.

Sobran empleados

Farley ha dicho en repetidas ocasiones que la empresa tiene demasiada gente y necesita recortar costes para poder avanzar más rápido en su transición a los vehículos eléctricos. En la conferencia telefónica sobre los resultados de la empresa en julio, Farley dijo que la empresa es demasiado compleja y que sus costes no son competitivos. También tiene demasiados empleados en algunas áreas. “Tenemos habilidades que ya no funcionan”. “Tenemos puestos de trabajo que deben cambiar”, afirmó.

Farley ha dicho que Ford tiene demasiadas versiones de sus vehículos de combustión interna. Planea crear más modelos a partir de los mismos fundamentos de los vehículos eléctricos, gastando capital en áreas que afectan a los clientes como el software, las pantallas digitales y los sistemas de conducción automatizada, ha dicho Farley.

Ford se ha reorganizado en tres unidades de negocio, una para vehículos eléctricos, otra para vehículos comerciales y la última para vehículos de combustión interna. Las acciones de Ford cayeron un 4% a 15,18 dólares en las operaciones del mediodía de ayer.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: