Decenas de Asociaciones de Familias de Alumnos (AFA) de Barcelona y algunas direcciones de centros han dirigido un manifiesto al Consorcio de Educación de Barcelona en el que reclaman “medidas urgentes” en las aulas y también en los patios para reducir el calor, y un plan para instalar sistemas de renovación de aire en todas las escuelas de la ciudad, según la información publicada por la televisión pública Betevé. En algunos centros se han superado los 30 grados y se han notificado golpes de calor.

Se han superado los 30 grados en centros como el Institut Maria Espinalt, en Poblenou, la Escola Arenal de Llevant o la Escola Auró, en el Eixample. Este centro, además, ha recibido la visita de miembros del Consorcio para medir las temperaturas en el centro.

Los firmantes del manifiesto afirman que la comunidad educativa “sufre situaciones constantes de riesgo para su seguridad y salud”, y afirman que “en algunos centros también se han producido lipotimias o golpes de calor” por las temperaturas extremas. De hecho, este inicio del curso, una semana antes de lo habitual, ha ido acompañado de temperaturas récord en el aula, incluso más altas que las registradas en junio.

En la Escola Auró aseguran que este martes se han superado los 40 grados en las clases. La denuncia la hacían en Twitter, y no es la única que se ha publicado: “Las criaturas, como pollos a l’ast”, critica una madre en las redes sociales.

Actuación prioritaria en 15 escuelas de Barcelona

El Consorcio de Educación de Barcelona ya tiene detectadas una cuarentena de escuelas e institutos donde a finales del pasado curso se habían superado los 30 grados, muy por encima de la normativa, que sitúa la temperatura de confort en un máximo de 27 grados.

A raíz de esto se activó una actuación prioritaria en 15 centros educativos para analizar las carencias técnicas y aplicar medidas para paliar el calor. El plan de choque prioriza la ventilación cruzada natural y, de no ser suficiente, se valora la instalación de ventiladores. El aire acondicionado se reserva para casos excepcionales.

También el Departamento de Educación recuerda que en las próximas semanas presentará un plan de emergencia climática que servirá para localizar a los centros con riesgo de temperaturas extremas y adecuar los espacios y edificios bajo criterios sostenibles.

De momento, ventiladores

El Departamento de Educación de la Generalitat ha anunciado que enviará ventiladores a todas las escuelas que los soliciten. Esta medida llega después de que profesoras y familias se hayan quejado por las altas temperaturas en las aulas no climatizadas, donde se han superado los 30 grados.

La consejería que encabeza Josep González-Cambray ha comunicado que ha encargado un pedido de ventiladores, que prevé repartir entre este jueves por la tarde y este viernes, para las escuelas que se han quejado del calor que sufren docentes y alumnos.

La reacción de Educación se produce también después de que algunas familias decidieran comprar por su cuenta ventiladores, y de que decenas de asociaciones familias y padres de alumnos dirigieran un manifiesto al Consorcio de Educación de Barcelona para reclamar medidas.

Según TV3, el plan a largo plazo del Departamento de Educación es determinar las necesidades de cada centro a partir de un estudio encargado en la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC).

Asimismo, de cara a la temporada de calor de 2023, prevé pequeñas intervenciones y obras, como instalar persianas y toldos.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: