2 diciembre, 2021

Revista Rambla Barcelona

Revista Rambla es un medio de comunicación independiente con sede en Barcelona.

España gastará casi 4.000 millones de euros en la compra de 50 aviones de combate F-35

Caza militar F-35.

Cuando se avecina una nueva crisis económica que va a golpear duramente a las clases más desfavorecidas, con nuevos recortes en educación pública, en sanidad pública, en pensiones, en dependencia, etc., el gobierno más progresista de la historia gasta el dinero de los ciudadanos en armamento para la guerra. Un gasto que está al servicio de los intereses de la OTAN y de las futuras guerras de agresión.

El Ejecutivo español conversa con Estados Unidos para la adquisición de medio centenar de unidades de este modelo, por valor de casi 4.000 millones de euros. Vendrían a renovar las flotas del Ejército del Aire y la Armada Española. España se prepara para cambiar su flota militar aérea.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha iniciado las negociaciones para comprar 50 cazas de quinta generación F-35. El objetivo del Ministerio de Defensa es sustituir parte de los antiguos F/A-18C del Ejército del Aire y Harrier de la Armada Española, según indica el portal especializado.

Precisamente, las naves con las que ahora cuenta España cumplirán su vida útil a finales de esta década. El modelo F-35 de la empresa estadounidense Lockheed Martin es uno de los cazas de combate más nuevos que existen en el mercado. Defensa querría comprar 25 unidades del F-35A para el Ejército del Aire y otros 25 para la Armada Española, pero del tipo F-35B, que despegan y aterrizan verticalmente.

Estos últimos estarían pensados para el buque de asalto anfibio Juan Carlos I, donde solo pueden operar las aeronaves con la capacidad del despegue y aterrizaje vertical. Los primeros para participar en misiones de defensa nacional y europea, pero con las pistas de los aeródromos en tierra como punto de partida.

El precio de las aeronaves F-35B está en los 101 millones de dólares. El otro modelo, el F-35A se sitúa en los 77 millones de dólares. De esta forma, el Ministerio de Defensa tendría previsto gastar unos 4.450 millones de dólares en armamento, unos 3.850 millones en euros. Según Janes.com, los aviones se pedirán en 2025 y en 2027 comenzarán las primeras entregas.

La web especializada en información militar también señala que Grecia y República Checa también están interesados en la compra de este modelo estadounidense. Su venta fue promovida por el anterior presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y Joe Biden quiere seguir su estela. 15 países se encuentran entre los clientes de este avión, ocho de ellos del continente europeo: Reino Unido, Italia, Holanda, Noruega, Dinamarca, Bélgica, Polonia y Suiza.


kaosenlared.net