Ayer por la tarde, los gritos de “Cambray dimisión” resonaron por todo el paraninfo de la Universitat de Barcelona (UB), donde una protesta de maestros y profesores obligó a suspender un acto presidido por el ‘conseller’ de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray.

Pasadas las 6 de la tarde, un poco antes de la hora prevista de inicio de la presentación de la guía “Nuevos aprendizajes, nuevos espacios”, decenas de personas se concentraron en la universidad como muestra de rechazo a las políticas de Josep Gonzàlez-Cambray.

Los manifestantes entraron en la sala con pancartas, silbatos y cazuelas pidiendo la dimisión del consejero.
En la puerta se vivieron momentos de tensión entre los coordinadores de la charla y las personas que querían entrar. Los responsables del acto intentaron comenzar con a las intervenciones, pero el griterío y los silbidos no cesaron y, finalmente, se decidió suspender la convocatoria.

Los manifestantes, miembros del Sindicato de Profesores de Secundaria, entonaron consignas como “En la escuela pública, el dinero público”.

Cambray: “No representan al sector”

El consejero respondió a los concentrados diciendo que cualquier manifestación se tiene que celebrar “desde el respeto” y sin “sabotajes”. Y añadió que situaciones como la vivida “no representan el sector”.

“Pido disculpas a la gente que ha venido, que ha estado trabajando durante mucho de tiempo para hacer este trabajo y para llevar a cabo este documento para transformar el sistema educativo (…) Cualquier manifestación se tiene que hacer desde el respeto, sin sabotajes, sin intimidaciones, estamos convencidos de que no representan en absoluto a nuestros profesores”, dijo.

Sin acuerdo tras las huelgas

Durante el mes de marzo, los sindicatos educativos convocaron cinco días de huelga en protesta por la gestión de Cambray, que, entre otras cosas, decidió unilateralmente un adelanto del calendario escolar para el curso que viene. Los docentes reclaman consenso y también revertir los recortes de los últimos años o destinar el 6% del PIB a la educación. Por ahora no ha habido ningún acuerdo entre las dos partes, y las posiciones parecen igual de alejadas que antes de las paradas.

El documento que se tenía que presentar en la UB es una guía que establece las bases de los nuevos criterios constructivos y de transformación de los centros educativos.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: