ERIK GORANSSON, DE ECONOMISTA DE TRAJE Y CORBATA A MÚSICO FOLK

altNació en Estocolmo, pero ahora vive en Barcelona. Estudió Economía, pero ahora toca en restaurantes y en la calle, acompañado de su fiel amiga la guitarra acústica. Es Erik Goransson, cantautor y compositor sueco cautivado por los ritmos alternativos y la diversidad cultural de la ciudad condal.

 

 

Texto; Blanca Mendiguren Foto: Francesc Sans

alt

 

Nació en Estocolmo, pero ahora vive en Barcelona. Estudió Economía, pero ahora toca en restaurantes y en la calle, acompañado de su fiel amiga la guitarra acústica. Es Erik Goransson, cantautor y compositor sueco cautivado por los ritmos alternativos y la diversidad cultural de la ciudad condal.

 

¿Cuándo te adentraste en el terreno de la música?

Empecé bastante tarde. Había tocado un poco de guitarra y piano de joven, pero lo dejé durante muchos años, y no fue hasta que llegué a Estados Unidos, a San Diego, que retomé el tema de la música. Fue en 2001. Fue mi último año trabajando como economista. Traje y corbata, y todo eso… (ríe, recordando). Allí encontré, a parte del trabajo, muchos músicos. Y pensé: “¡Uff, que ganas de hacer esto otra vez!”.

 

Tras un año de estar en San Diego, volví a Suecia. Empecé a escribir más y estaba más en casa, pero no actué demasiado. Solo estuve dos años y me vine para aquí, para Barcelona. En Suecia tocaba con amigos pero no para ganarme la vida, para nada. El primer concierto que hice en mi vida fue aquí, en Barcelona, el 1 de diciembre de 2005. Solo hace cinco años. Ahora me parece que hace mucho tiempo, y es que ya llevo siete en Barcelona, pero en realidad no son tantos años de vivir de la música, tan sólo tres o cuatro.

 

¿Qué tipo de música tocas?

Normalmente digo Folk, alternativo, rude music. Un poco de pop rock también, pero clasificarlo todo en un estilo es complicado.

 

¿Cuántos discos has sacado?

Tengo tres, pero en realidad solo uno es “legal”, el de 2009, These will be the days. Los otros incluyen un par de versiones que no tengo derecho a tener.

 

¿Compones tus propias canciones?

Sí. Cuando estoy en la calle hago un par de versiones también, pero lo que tengo en mi disco de 2009  son mis canciones. También canto temas nuevos que ni siquiera están en mis discos. De todos modos, como ahora curro mucho en restaurantes y tengo que estar dos horas tocando, voy con algunas versiones. No de grandes canciones. No lo aguanto. Las canciones que elijo versionar tienen mucho sentido para mí, suelen ser de amigos.

¿Qué temas te gusta tratar?

Mis canciones suelen tratar de experiencias vividas, mías y de mis amigos, como en los cuentos. Del día a día. También de temas sociales. Tengo canciones que hablan del medio ambiente, pero sobretodo de pequeños detalles del  mundo que me rodea.

 

¿Tus canciones son todas en inglés?

El disco de 2009 es todo en inglés, pero también tengo canciones en sueco y hago algunas versiones en español. No muchas, aún me cuesta, aunque me dicen que eso ya no lo puedo usar como excusa porque ya lo hablo bien. Un día lo haré.

 

¿Siempre tocas en la calle?

No, que va, que va. Toco mucho en restaurantes, por la noche, rollo de curro y en los bares pequeños. Ahora hago menos conciertos. Estuve en Luz de Gas, por ejemplo, estrenando mi disco con la banda. Barcelona me va muy bien por los turistas que llegan, compran mis CDs, vuelven a su país y hacen un poco de promoción. Es impresionante cómo funciona tocar en la calle. Y por eso lo hago, cuando puedo y cuando tengo energía.

 

¿Sueles actuar en solitario?

Depende del sitio. En la calle a veces sí, pero cuando actúo en restaurantes suele ser con la banda. Tengo amigos que son buenos músicos que me siguen y me apoyan. Tengo un amigo guitarrista, Robin Barden, que me ha acompañado bastante todos estos años. Antes también estaba con Joan Tena, que participó en Operación Triunfo. Ahora llevo tiempo sin verle, pero me ha apoyado mucho aquí. O con Jefferson Otto a la batería, un brasileño muy bueno, un crack. Pero como hay menos conciertos ahora, monto menos con la banda y si no tengo un bajista no vale la pena poner un batería.

alt

¿Por qué Barcelona?

Ay, Barcelona tiene mucho. Para mí, lo más importante es la mezcla de gente. Yo antes viajaba mucho, y siempre me ha gustado encontrar gente nueva y de culturas distintas. Y aquí en Barcelona es impresionante la cantidad de gente que hay de todos lados. Parece como un viaje cada día. Estoy muy a gusto, aunque hay cosas que no funcionan, como el tema de la burocracia… entonces es cuando me doy cuenta de que no tiene nada que ver con Suecia. No obstante, allí no podría vivir de la música tocando en la calle y en los bares, como hago aquí.

 

¿Puedes vivir únicamente de la música?

Sí, sí, sí. Vendo bien los discos. Normalmente aquí en la calle, aunque también están en Internet. Aunque claro, aquí es una venta ambulante y en teoría no tenemos permiso para vender los CDs. A mí me encanta vivir de la música. Ahora estoy intentando tocar más fuera del país. Estuve en Suecia este verano en un gran festival. También quiero ir a otros lados de España. Estuve en Mallorca y en Menorca la semana pasada, y en noviembre iré a Santander. Creo que iré solo, es lo que tiene conocerse los bares y estar invitado por gente que me ha visto en la calle en Barcelona.

 

¿Vas a volver a la economía?

Bueno, tengo mi currículum con un gran agujero negro de siete años sin nada que ver con economía… Yo estudié Economía y Desarrollo. Estuve trabajando en Etiopía, hay proyectos que me gustan allí. Y quién sabe. No lo tengo muy claro. Por ahora, con la música estoy contento. Quiero hacer mi segundo álbum con mis canciones. Espero sacarlo en 2011, pero primero haré un disco en vivo, con la ayuda de un pianista.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.