ERC baraja votar en contra del plan del Gobierno con medidas económicas y sociales para afrontar las consecuencias de la guerra de Ucrania, si en los próximos días la Moncloa no impulsa las medidas necesarias y no “cosméticas” ante el caso de supuesto espionaje al independentismo a través del sistema Pegasus.

En rueda de prensa en la sede de los republicanos, la secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha sido preguntada sobre si su partido baraja votar en contra de ese decreto que someterá a votación del Congreso este jueves: “¿Es una posibilidad? Sí”, ha afirmado la dirigente.

Unas palabras que llegan el mismo día en que el Govern ha advertido que la legislatura en España “pende de un hilo” y ha vuelto a pedir dimisiones de los responsables del supuesto espionaje.

Aunque los republicanos amenazan con no dar apoyo al decreto del Gobierno, Vilalta ha apuntado que aún faltan días y el Ejecutivo de Pedro Sánchez “tiene tiempo de estar a la altura” y asumir “responsabilidades”.

“Veremos en próximas horas cómo evolucionan los hechos y cómo son las actuaciones. Y basándose en eso, acabaremos de decidir nuestra posición sobre próximas votaciones en el Congreso. Estamos ante una vulneración de derechos y eso lo condiciona todo. Ha roto confianzas, ha afectado relaciones y será importantísimo ver cuál será la reacción del Gobierno, que hasta ahora es absolutamente insuficiente”, ha aseverado.

ERC tomará así la decisión que crea “más adecuada” y siempre con base en “ser útil al pueblo catalán”, ya que es consciente también de la importancia para la ciudadanía del decreto del jueves, con medidas económicas y sociales para paliar los efectos de la crisis generada por la invasión rusa.

Pueden peligrar “todos los proyectos o iniciativas” del Gobierno

Pero al mismo tiempo, ante la “gravedad” de este “escándalo”, los republicanos avisan: “Pueden peligrar todos los proyectos o iniciativas si el Gobierno no actúa como un gobierno transparente y democrático. Quien rompe la confianza es el Gobierno que ha permitido un escándalo de tal magnitud. Sabrá él las consecuencias o acciones que deberá hacer para recuperar la confianza”, ha señalado Vilalta.

Y es que, para Vilalta, la Moncloa “no puede hacer ver como si no hubiera pasado nada”, ya que “a día de hoy ya no hay nadie que dude de que quien está detrás del caso es el Gobierno español y que quien ha comprado Pegasus es el Estado”.

Por ello, ha añadido, el Ejecutivo central “no puede escudarse en la Ley de Secretos Oficiales o en que no se sabía, no pueden hacer ver que no tenían la información, porque sería doblemente grave”, como tampoco una orden judicial “puede sostener esto”, ha dicho.

Sobre las medidas anunciadas el domingo por el ministro de Presidencia, Féxlix Bolaños, tras reunirse con la consellera de Presidencia, Laura Vilagrà, Vilalta las ha tildado de “cuatro medidas cosméticas que no bastan”. “Hace falta investigación, información, transparencia y asunción de responsabilidades”, ha recalcado. El ministro anunció una comisión interna en el CNI para investigar lo ocurrido, el desbloqueo de la Comisión de Secretos Oficiales en el Congreso, la desclasificación de documentos y la investigación del Defensor del Pueblo.

Lo que sí ha dejado claro Vilalta es que ERC “no abandonará nunca la bandera de la negociación” y menos aún la dejará en manos de “los que no se la merecen y que, en lugar de apostar por el diálogo, lo que buscan es espiar al adversario de forma ilegal”.

“No renunciaremos a defender la apuesta por la vía negociada como la mejor vía para resolver el conflicto político”, ha aseverado la portavoz de ERC, quien respecto a los llamamientos desde otras fuerzas independentistas a romper la negociación con el Gobierno, ha ironizado: “¿Lo ha dicho el Consejo por la República, Junts o qué parte de Junts?”.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: