El Colegio de Periodistas de Catalunya (CPC) y el Consejo de la Información de Catalunya (CIC) han denunciado en un comunicado “las complicidades de una minoría de medios y periodistas con las cloacas del estado” después de los audios que revelan que el periodista de La Sexta, Antonio García Ferreras, dio información falsa sobre unas supuestas cuentas del exlíder de Podemos, Pablo Iglesias, en el paraíso fiscal de Las Granadinas.

“Las últimas revelaciones ponen de manifiesto comportamientos que vulneran los principios más elementales de la ética. No solo afectan al cumplimiento del código deontológico, sino que degradan la democracia”, denuncia el texto.

En el comunicado, las entidades firmantes explican que existe un vínculo imprescindible entre el periodismo responsable, honesto y comprometido con ética y el ejercicio de la democracia. “Las malas prácticas de una minoría de periodistas de medios de comunicación no sólo perjudican la credibilidad del conjunto de la profesión, sino que estropean la democracia.”

Así, recuerdan que “la inmensa mayoría de periodistas están comprometidos con la democracia y los valores éticos. Sin embargo, las escuchas revelan que a la hora de construir mentiras e intoxicar y manipular a la ciudadanía, las cloacas del Estado han contado con la complicidad de algunos responsables de medios, periodistas, articulistas y tertulianos.”

En este sentido, señalan que sin esa complicidad, “las cloacas del estado no habrían alcanzado sus objetivos. Y lo más grave es que, en la mayoría de los casos, los periodistas y medios implicados sabían que se trataba de informaciones falsas y hacían difusión.”

Y añaden que el ecosistema mediático español sufre “una opacidad que oculta, a menudo, los verdaderos intereses de algunos medios de comunicación que actúan como órganos de propaganda”. Esta tendencia se ha agravado, han indicado, cuando “han irrumpido en el ámbito digital, supuestos medios que contribuyen a la degradación democrática, la propagación del odio y la manipulación. Son medios que responden a los intereses de determinados grupos de presión económica, y que tienen como única función desgastar cargos públicos que ponen límites a su poder.”

Es por eso que el CPC y el CIC coinciden en señalar que es necesaria una regeneración democrática, que “no es posible sin, a la vez, una regeneración del periodismo en nuestro país.”

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: