Enfermeras y fisioterapeutas se han manifestado este martes para denunciar «la extrema gravedad» de la salud de los hospitales catalanes. Unas cincuenta personas han cortado la calle Villarroel de Barcelona, ante el Hospital Clínic, durante prácticamente una hora para denunciar las condiciones en que trabajan los profesionales y la carencia de recursos que impiden poder ofrecer «una atención sanitaria y unas curas de calidad» a la ciudadanía.

También han avisado de una situación de «sobrecarga» del sector que repercute en la salud de los que forman parte. Convocados por el sindicato SATSE, los participantes han cargado contra la carencia «de interés» de las administraciones y los partidos políticos, avisando que harán más acciones reivindicativas.

El secretario de acción sindical de SATSE, David Carvajal, ha expresado su malestar con la actual situación sanitaria tanto en Catalunya, como en el resto del Estado. En este sentido, ha hecho énfasis en el poco interés de la clase política en solucionar esta problemática, denunciando que la Ley de seguridad del paciente «lleva ya 39 prórrogas en el Congreso de los Diputados».

El estancamiento de las medidas va más allá y, de hecho, según Carvajal los convenios concertado y privado llevan parados desde hace dos años. Más allá de las mejores condiciones de los profesionales, las reclamas buscan satisfacer de forma más adecuada las necesidades de los pacientes, según ha explicado el miembro del SATSE. «Las listas de espera son agobiantes» y «el acceso a la atención primaria prácticamente es una aventura», ha lamentado.

Finalmente, se ha referido también a la «desvertebración» que sufre la salud. Las quejas del sindicato apuntan a las diferencias entre la atención que recibe un paciente según su lugar de residencia. Así, Carvajal ha subrayado que mientras una persona que vive en Barcelona «tendrá garantizada aproximadamente una enfermera por cada ocho o diez enfermos en un hospital», en zonas con una sanidad concertada la ratio puede subir hasta «una enfermera por cada dieciséis pacientes».

La concentración se ha desarrollado con tranquilidad durante casi una hora, momento en que se ha disuelto a la espera de nuevas convocatorias por parte del sindicato. SATSE ha asegurado que seguirá con su estrategia de acciones reivindicativas y movilizaciones, avisando que estas irán aumentando en intensidad a lo largo de los próximos meses. La manifestación de Barcelona también se ha replicado al resto de capitales catalanas: Tarragona, Lleida y Girona.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: