24 noviembre, 2020

El Tribunal de la UE dicta que Junqueras tenía inmunidad al ser elegido eurodiputado

oriol junqueras inmunidad
Oriol Junqueras y Marta Vilalta en una foto de archivo.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha resuelto que Oriol Junqueras tiene inmunidad parlamentaria desde el mismo momento en que fue elegido eurodiputado, en las elecciones del pasado 26 de mayo, cuando se le prohibió salir de prisión para tomar posesión del cargo mientras era juzgado por el Supremo.

La inmunidad protegía a Junqueras para poder asistir a la sesión constitutiva del Parlamento Europeo e implica “el levantamiento de cualquier medida de prisión provisional que le haya sido impuesta antes de ser proclamado electo, con el fin de permitirle desplazarse al Parlamento Europeo y participar en la sesión constitutiva”.

En consecuencia, si el tribunal nacional competente consideraba necesario mantener la medida de prisión provisional, “debe solicitar a la mayor brevedad al Parlamento Europeo que suspenda dicha inmunidad“.

Una persona elegida al Parlamento Europeo adquiere la condición de miembro de dicha institución desde la proclamación oficial de los resultados y goza desde ese momento de las inmunidades aparejadas a tal condición para poder asistir a la sesión constitutiva de la nueva legislatura, según concluye el máximo tribunal europeo para todos los eurodiputados, actuales y futuro.

Junqueras fue elegido el 26 de mayo y proclamado diputado el pasado 13 de junio por la Junta Electoral Central. Pero el Supremo le impidió ir a jurar o prometer la Constitución y tomar posesión de su escaño, ante el riesgo de fuga porque estaba en plena deliberación del caso del procés. El exvicepresidente catalán recurrió esa decisión y el Supremo elevó una cuestión prejudicial al TJUE para conocer el alcance de su inmunidad.

El tribunal de Luxemburgo da la razón a la defensa del líder de ERC y en su sentencia precisa el alcance personal, temporal y material de las inmunidades reconocidas a los miembros del Parlamento Europeo.

Su interpretación del artículo 9 del Protocolo sobre los privilegios y las inmunidades de la Unión Europea abarca a los diputados actuales y a los futuros.

La Gran Sala del tribunal de Luxemburgo diferencia entre la inmunidad para acudir a la sesión constitutiva del Parlamento Europeo -de la que gozaba Junqueras- de la que rige durante el período de sesiones.

La inmunidad prevista en el periodo de sesiones no se les reconoce a los diputados electos hasta la apertura de la sesión constitutiva. Abarca todo el período de sesiones del Parlamento Europeo, la inmunidad de desplazamiento protege los
desplazamientos de los miembros del Parlamento Europeo al lugar de reunión de éste, incluida su primera reunión.

La Gran Sala de Luxemburgo difunde en esta sentencia sus criterios de interpretación al Supremo como respuesta a la cuestión prejudicial que planteó sobre el alcance de la inmunidad de Junqueras.

Ahora, es el Supremo el que tiene que  “apreciar los efectos aparejados a las inmunidades de que goza” Junqueras por el artículo 9 del protocolo 7 sobre privilegios e inmunidades de la UE, de acuerdo al derecho europeo.

El TJUE asume las tesis del Abogado General de la Unión en este caso, el polaco Maciej Szpunar, quien advirtió además que la inhabilitación de Junqueras por la condena en la causa del ‘Procés’ se produjo el mismo día en que presentaba sus conclusiones, el 14 de octubre de 2019.

El Parlamento Europeo y la Comisión Europea, consideraban junto al Gobierno de España que el requisito para ser europarlamentario y adquirir la inmunidad comenzaba a partir de la obligación de jurar o prometer la Constitución es una etapa del proceso electoral. Pero el tribunal europeo dicta en sentido contrario.

La corte de Luxemburgo sostiene que, si bien los procedimientos electorales son competencia de los Estados, “la condición de miembro” de la Eurocámara “resulta de la mera elección del interesado” por parte de sus electores. Asume, por lo tanto, la tesis del Abogado General, que considera el juramento o acatamiento de la Constitución una mera formalidad.

El fallo de la Gran Sala del Tribunal, compuesta por quince jueces que no emiten votos particulares, entre ellos la española Rosario Silva de Lapuerta, ha sido leído por el presidente de la corte europea, el belga Koen Lenaerts, a las 9:45 horas de este jueves, 19 de diciembre.

Gana Puigdemont: es eurodiputado desde que fue elegido, como Junqueras

El expresidente catalán Carles Puigdemont y su exconsejero Toni Comín son eurodiputados de pleno derecho desde que fueron elegidos en los comicios del pasado el 26 de mayo y gozan de inmunidad parlamentaria, de tal manera que el Supremo tiene que tramitar sus suplicatorios para juzgarlos ante la Cámara europea.

“Una persona elegida al Parlamento Europeo adquiere la condición de miembro de dicha institución desde la proclamación oficial de los resultados y goza desde ese momento de las inmunidades derivadas de tal condición”, ha concluido el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en respuesta a la cuestión prejudicial planteada por el Supremo sobre el alcance de la inmunidad de Oriol Junqueras.

El gran beneficiado de este proceso es Puigdemont, el ex presidente de la Generalitat que dejó España tras el referéndum del 1-O de 2017 mientras Junqueras, su exvicepresidente, entraba en prisión preventiva, se sometía a juicio en el Supremo y era condenado el pasado 14 de octubre a 13 años de cárcel por sedición y malversación de dinero público.

El TJUE ha resuelto este jueves, 19 de diciembre de 2019, que Junqueras era eurodiputado desde el 26 de mayo, cuando fue elegido y el Supremo debió de dejarlo en libertad para que acudiera a la sesión constitutiva.

Puigdemont podría volver a España, ya que no puede ser detenido si antes no lo autoriza el Parlamento Europeo. Desde Bruselas, ha solicitado la inmediata libertad de Oriol Junqueras.

Otro beneficiado es su exconsejero Toni Comín, huido con él a Bélgica y elegido europarlamentario como Puigdemont por las listas de Junts per Cat.

Es la consecuencia directa de la sentencia difundida este jueves el TJUE ante la cuestión prejudicial planteada por el Supremo sobre el alcance de la inmunidad de Oriol Junqueras, el exvicepresidente de la Generalitat y líder de ERC, quien ha pedido la libertad para todos los condenados en este proceso.

Puigdemont y su defensa tienen desde hace días la maquinaria a punto para este desenlace favorable a sus intereses: consiguió aplazar en Bélgica la vista de su extradición solicitada por el Supremo, a la espera de lo que resolviera el TJUE.

Ahora, Puigdemont se prepara para impedir que el Parlamento Europeo acceda a su suplicatorio que tendrá que solicitar el instructor de la causa en el Supremo, el magistrado Pablo Llarena.

También está el factor del Brexit. La exconsejera de Educación Clara Ponsatí podría ser designada europarlamentaria si se consuma la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea. En ese caso, España tendría derecho a cinco escaños más y ella es la candidata más votada. Desde Escocia se convertiría en la primera de la cuota española del Brexit.

El Supremo “estudiará en profundidad” la sentencia

El Tribunal Supremo va a “estudiar en profundidad el contenido íntegro” de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que concluye que el líder de ERC Oriol Junqueras debió salir de prisión nada más ser elegido eurodiputado el pasado 26 de mayo y que se debe solicitar el suplicatorio al Parlamento Europeo para ser procesado.

El tribunal que preside Manuel Marchena ha acordado dar un traslado para alegaciones al Ministerio Fiscal, Abogacía del Estado, acusación popular y a la defensa de Oriol Junqueras por término de 5 días. “Con su resultado se acordará lo procedente”, anuncia en un comunicado difundido este jueves, dos horas después de que el presidente de la corte europea, Koen Lenaerts.

La decisión de la Gran Sala de Luxemburgo supone un varapalo a la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, que el pasado 1 de julio elevó la cuestión prejudicial sobre el alcance de la inmunidad al acceder a un recurso presentado por la defensa de Junqueras.

El fallo del tribunal europeo no implica la excarcelación de Junqueras, en principio. El Derecho europeo establece que sea el Supremo el que aplique las conclusiones del TJUE.

La Gran Sala destaca que el alto tribunal español debe ahora “apreciar los efectos aparejados a las inmunidades de que goza” Junqueras “en otros posibles procedimientos”.

El Supremo trasladó sus preguntas sobre el alcance de la inmunidad de Junqueras asegurando que no afectaba a la causa principal del ‘procés’, ya que considera que la jurisprudencia excluye el trámite del suplicatorio si el político está sentado ya en el banquillo, como era el caso del líder de ERC.

El exvicepresidente catalán estaba encarcelado en prisión provisional el 2 de noviembre de 2017 cuando fue elegido eurodiputado el 26 de mayo. Fue introducido en las listas de ERC al Parlamento Europeo y elegido eurodiputado en los comicios del 26 de mayo y fue condenado el 14 de octubre  a 13 años de prisión por los delitos de sedición y malversación de dinero público.

 

Real Time Web Analytics