18 octubre, 2021

El TC ordena investigar las torturas a Guillem Padilla en la comisaría de vía Laietana

Fue detenido durante las protestas contra la sentencia del 'procés'. Tras un año y medio fue absuelto de todos los cargos
Momento de la detención de Padilla.

El Tribunal Constitucional ha ordenado investigar las presuntas torturas a Guillem Padilla, el chico detenido en vía Laietana de Barcelona durante las protestas contra la sentencia del procés, que se hizo conocido por vestir una sudadera calabaza.

La defensa presentó una querella contra ocho agentes de la policía nacional por torturas, lesiones leves, contra la integridad moral y contra las garantías constitucionales, pero no fue admitida. Entonces, recurrieron contra la decisión hasta llegar al Tribunal Constitucional, que ahora pide una mínima investigación a pesar de que hay sospechas razonables de malos tratos.

El joven denunció que, una vez detenido, lo agredieron y vejaron. Que le hicieron arrodillarse mirando a la pared, con la prohibición de mirar a los lados. A pesar de todo, siempre según la versión del joven, vio como una agente tenía un cuchillo en una mano y su mochila en la otra. Según su relato, les pidió a los agentes que no pusieran en su mochila objetos que no eran suyos, pero le ordenaron callar y le dieron una bofetada. En otra ocasión, que volvió a mirar hacia atrás, dice que un policía lo cogió de la oreja y le dijo: «Si vuelves a girar la cabeza, te la arrancaré».

En un comunicado, la organización antirrepresiva Alerta Solidària celebra la decisión del tribunal: «Consideramos que es una victoria que va mucho más allá del caso de Guillem, y esperamos que sea un grano de arena que ayude a combatir una realidad tan antigua, y desgraciadamente actual, como las torturas y los tratos inhumanos o degradantes bajo custodia policial».

Guillem Padilla fue absuelto por el juzgado de menores número 5 de Barcelona de todos los cargos que le imputaban porque el juez consideró que la única prueba que había contra él era la declaración de los agentes de la policía. Ahora, después de la decisión del Tribunal Constitucional, la familia y el grupo de apoyo piden tiempo para digerir la noticia y decidir como encaran el futuro del caso, del cual informarán estos próximos días.