El PSOE se ha abstenido y no ha apoyado este martes en la Junta de Portavoces del Congreso la comisión de investigación que proponían Unidas Podemos, ERC y Bildu sobre abusos en la iglesia, así que no se debatirá en el pleno su creación. Su abstención se ha sumado a otra de Ciudadanos, mientras que el PP, Vox y el PNV han votado en contra. Aún así, los socialistas esperan que estos grupos se sumen a la proposición no de ley que registró el PSOE con el PNV para que el Defensor del Pueblo investigue estos abusos, que se vota este martes.

De esta manera, el Congreso frena una comisión de investigación parlamentaria sobre la pederastia en la Iglesia, que generaba muchas dudas entre varias fuerzas políticas, incluida el PSOE, por la posibilidad de que un tema tan delicado se convirtiera en un espectáculo o que no protegiera adecuadamente la intimidad de las víctimas.

Lo que habían presentado Unidas Podemos, ERC y EH Bildu era una enmienda a la proposición no de ley del PSOE para que se incorporase una ‘comisión de la verdad’ para que recoja la obligación de la jerarquía eclesiástica a colaborar en su esclarecimiento.

La iniciativa del PSOE y del PNV tiene como fin encargar al Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, la creación de una comisión independiente que investigue las denuncias por abusos sexuales en el ámbito de la Iglesia católica y el papel de los poderes públicos ante las mismas.

«No estamos en la línea de crear más subcomisiones»

Pero la propuesta de los socialistas generó otra discrepancia con Unidas Podemos, que insiste en que debe ser el Congreso quien realice la investigación al considerar que es la única institución con fuerza suficiente para recabar testimonios y documentación a la Iglesia, mientras que los socialistas recelan de una comisión parlamentaria que podría correr el riesgo de convertirse en un circo mediático.

“No vamos a estar en la línea de crear más subcomisiones y más comisiones, ese no es el propósito”, ha asegurado tras la Junta de Portavoces el portavoz parlamentario socialista, Héctor Gómez, quien ha considerado que “es suficiente” la propuesta del PSOE de que investigue el Defensor del Pueblo. “Otra cosa es que se pueda complementar en las comisiones ya existentes, con comparecencias”, ha añadido.

Gómez ha abierto sin embargo la puerta a que el resto de grupos se sume a la iniciativa planteada por los socialistas y por el PNV en la votación de este martes: «Estamos explorando la vía del entendimiento».

El PNV rechaza una comisión que convierta el asunto en un «espectáculo»

También el portavoz del PNV, Aitor Esteban, ha rechazado la enmienda en los términos que está redactada, insistiendo en que solo busca «salvar» la comisión de investigación, que él no comparte en absoluto porque no quiere «que se convierta en un espectáculo ni en una lucha ideológica».

Antes de que la Junta de Portavoces rechazara la comisión de investigación, la portavoz de los ‘comunes’, Aína Vidal, ha advertido de que el PSOE «no puede seguir desoyendo a las víctimas por miedo a la Iglesia» y que su voto a la proposición de esta tarde dependerá de lo que pacten con los socialistas.

Algo parecido ha dicho el diputado de EH Bildu Oskar Matute al defender que las dos propuestas son compatibles y que no entenderían «la cerrazón» del PSOE a esta solución intermedia que promueven en su enmienda.

Y aunque Compromís apoya cualquier iniciativa, como ha dicho Joan Baldoví, se decantan más por la opción de la comisión independiente dirigida por el Defensor del Pueblo porque cree que «puede ser más útil apartar de los focos un tema tan delicado», mientras que Íñigo Errejón, de Más País, ve bien los dos formatos.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: