El mandatario esrilanqués ha logrado escapar de la residencia oficial, ha informado una fuente de Defensa en declaraciones a la agencia francesa de noticias AFP, antes de que las imágenes de televisión mostraran a un gran número de manifestantes exigiendo la renuncia de Rajapaksa, mientras asaltaban el recinto.

“El presidente fue escoltado a un lugar seguro”, ha sostenido la fuente e indicado que las tropas dispararon al aire para evitar que la muchedumbre enojada invadiera el Palacio Presidencial.

La profunda crisis económica que sufre Sri Lanka ha generado un clima de descontento y protestas para pedir la dimisión del presidente y el primer ministro, Ranil Wickremesinghe.

Esta misma jornada, la Policía de Sri Lanka ha empleado gases lacrimógenos y lanzado disparos al aire para dispersar a las decenas de miles de personas congregadas en el centro de la ciudad de Colombo para exigir una vez más la disolución del Gobierno en medio de lo que se considera la peor crisis económica desde la independencia de este país asiático en 1948.

Uno de los líderes de la manifestación, el monje Omalpe Sobitha, declaró ante los medios que la protesta señalaba directamente al Gobierno de Rajapaksa como principal responsable de la crisis económica, dividida en dos frentes ahora mismo insalvables: la falta enorme de liquidez y la escasez de combustible que ha paralizado la vida cotidiana del país.

Según la Constitución de Sri Lanka es casi imposible la destitución de un presidente hasta cuándo este dimita. El pueblo de Sri Lanka aumentó sus protestas a finales de marzo después de sufrir apagones de electricidad de 13 horas.

(*) Con información de HispanTV

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: