El PP ha implosionado por la guerra total abierta este jueves entre Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso: la presidenta de la Comunidad de Madrid culpa al entorno del líder del partido de vincularla con la corrupción «sin pruebas» para destruirla, y Génova le ha abierto un expediente por sus acusaciones «casi delictivas» contra Casado.

El supuesto espionaje contra la presidenta madrileña a través del Ayuntamiento de Madrid -negado por Génova y por el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida- y las sospechas en la dirección de presuntas comisiones cobradas por el hermano de Ayuso han llevado a su culmen el conflicto arrastrado durante meses entre el equipo de Casado y la jefa del Ejecutivo madrileño.

La respuesta del PP ha sido abrir un expediente por lo que considera ataques «casi delictivos», una campaña de «mentiras, calumnias e insultos» contra Casado y la dirección nacional del partido para no aclarar las sospechas de contratos irregulares. El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha advertido que los servicios jurídicos están estudiando el caso y se reservan emprender acciones legales.

Ayuso acusa a Casado de querer destruirla

La disputa entre el PP de Pablo Casado y la líder madrileña Isabel Díaz Ayuso se ha intensificado a raíz de la noticia de que Pablo Casado habría ordenado espiar al hermano de Isabel Díaz Ayuso para averiguar si la presidenta le había favorecido en la adjudicación de un contrato.

Una información que, de ser cierta, implicaría a la líder madrileña en un caso de corrupción. Habrían amenazado con hacerlo público si Ayuso no se mantenía en un segundo plano. La presidenta de la Comunidad de Madrid ha contraatacado con una rueda de prensa con críticas contra Pablo Casado.

Ayuso ha dicho que «nunca habría imaginado que la dirección nacional de mi partido actuaría de una manera tan cruel contra mí. Nada más grave que acusar de corrupción a alguien que tiene responsabilidades políticas, y hacerlo sin pruebas y metiendo- mi familia».

La presidenta madrileña ha acusado a la dirección del Partido Popular de espiar a su hermano y de perseguirla simplemente porque aspira a dirigir al PP de Madrid. «Es muy doloroso que dirigentes de tu partido sean los que quieren destruirte», sentenció.

Admitió que este familiar sí tiene un vínculo con la empresa a la que su gobierno adjudicó un contrato a dedo por un valor de 1,5 millones de euros. Se trataba de una partida para adquirir mascarillas destinadas a los hospitales públicos en plena pandemia. Sin embargo, asegura que no tiene nada que esconder y pide que se depuren responsabilidades.

La presidenta madrileña ha asegurado que no encontrarán pruebas de corrupción contra ella y ha añadido que «que dirigentes del PP hayan actuado así es gravísimo, pero no lo he denunciado porque es más importante el partido y España».

«Las informaciones que provienen del entorno de Pablo Casado es lo peor que cabe esperar de los políticos», aseguró la presidenta madrileña durante la misma intervención, en la que calificó las acusaciones de insensatas.

El PP le abre expediente a Ayuso

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha anunciado que abrirá un expediente a Isabel Díaz Ayuso y que pondrán el caso en manos de los abogados «sin descartar nada» por las acusaciones que ha hecho esta mañana en rueda de prensa.

García Egea ha denunciado que Ayuso «ha vertido acusaciones gravísimas, casi delictivas» contra Pablo Casado y la dirección del partido. «Nunca pude imaginar que se atacaría de una forma tan cruel a un partido que le ha dado todo», ha sentenciado.

La formación, según el dirigente del PP, tuvo conocimiento de las informaciones sobre la supuesta adjudicación fraudulenta de un contrato de 1,5 millones de euros en abril de 2020 por la compra de mascarillas. Ante esa situación, Casado y Díaz Ayuso se reunieron y la dirigente madrileña se comprometió a aclarar las informaciones sobre el contrato, pero ha lamentado que «no hemos recibido ninguna aclaración de Isabel Díaz Ayuso».

Finalmente, Teodoro García Egea ha dicho que «este partido no contactó con ninguna agencia de detectives ni ha elaborado ningún dosier contra Ayuso, ni hemos imputado la comisión de ningún delito». «Estos meses solo hemos pedido a Díaz Ayuso colaboración leal, pero ella ha vertido acusaciones gravísimas contra el partido y contra su presidente», ha lamentado.

Un cargo municipal de Madrid dimite por el espionaje

Ángel Carromero ha presentado su dimisión como coordinador general de la Alcaldía de Madrid con efecto inmediato, según ha confirmado a EFE el propio Carromero, que ha asegurado que lo hace «para defenderse».

Carromero ha dimitido tras mantener una conversación con el alcalde José Luis Martínez-Almeida, después de la publicación de informaciones que le involucraban en el supuesto espionaje encargado por Génova contra la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

La oposición llevará a la Fiscalía los contratos de Ayuso

En el punto de mira está el contrato de 1,5 millones de euros que se realizó en plena pandemia y que se relaciona con Tomás Díaz Ayuso, y con un supuesto espionaje llevado a cabo en el seno del PP a través de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS).

Los grupos parlamentarios de la izquierda en la Asamblea de la Comunidad de Madrid (Más Madrid, PSOE y Unidas Podemos) han registrado este jueves la creación de una comisión de investigación sobre el contrato de 1,5 millones de euros que se realizó en plena pandemia y que se relaciona con el hermano de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, y con un supuesto espionaje llevado a cabo en el seno del PP  a través de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS).

La líder de Más Madrid, Mónica García, ha pedido que «ante los movimientos del PP» es necesario que se investigue «más allá» de las explicaciones que se den por los dirigentes populares. «El PP tiene una información que no tenemos los ciudadanos y lo están utilizando en sus guerras púnicas», ha asegurado. Desde el PSOE, el portavoz Juan Lobato, ha apuntado que esto es una «situación grave institucionalmente» ante una «guerra abierta» en el PP que se basa en el «chantaje y el espionaje». Mientras que la portavoz de Unidas Podemos, Carolina Alonso, ha aseverado que los madrileños no quieren un Gobierno que se «parezca tanto a la mafia siciliana».

La izquierda ya había presentado una petición de crear una comisión de investigación en el mismo sentido el pasado año, pero fue rechaza por el PP y Vox.

En el PSOE van más allá y han pedido este jueves que se ponga en conocimiento de la Fiscalía toda la información de relevancia que pueda existir sobre las presuntas irregularidades. Así lo ha señalado el portavoz socialista en la Asamblea. «El PP está corrompido especialmente en Madrid hasta el tuétano», ha aseverado.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: