“Esta es una decisión política que puede ser moral, moralmente aceptable, si se hace en condiciones de moralidad”, dijo el jueves el Papa Francisco en respuesta a una pregunta sobre si es legítima la decisión de enviar armas a Ucrania que se encuentra involucrada en un conflicto armado con Rusia desde febrero.

Rusia, que lleva a cabo una operación militar en Ucrania para desmilitarizar y desnazificar el país eslavo, acusa al Occidente de echar leña al fuego del conflicto con el envío de armas, en lugar de guiar a su aliado europeo, con pasos constructivos, hacia la paz.

Al ignorar las evidencias mostradas por Moscú basadas en que el Occidente, liderado por EE.UU., tiene la meta de avivar las llamas del conflicto, el máximo líder de la iglesia católica detalló que proveer armas a un país “puede ser inmoral si la intención es provocar más guerra, o vender armas o tirar armas que [un país] ya no necesita. La motivación es lo que califica en gran parte la moralidad de esta acción”.

Sin embargo, el papa instó a las autoridades de Kiev a sentarse a la mesa de diálogo con Moscú para acabar con el conflicto. “[El diálogo] es siempre un paso adelante, con la mano extendida, siempre. Porque de lo contrario cerramos la única puerta razonable a la paz”, dijo el sumo pontífice.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: