26 julio, 2021

El neonazi Manuel Herrera detenido por secuestro

El ultra del Betis que agredió a un hombre en Bilbao acaba detenido en una operación contra el cobro violento de deudas en el Aljarafe sevillano
Detención en el marco de la Operación Molucas. (aljarafedigital.com)

Manuel Herrera, el ultra del Betis en abril de 2017 agredió a una persona en la Plaza Nueva de Bilbao, continúa engordando su currículum y ha sido detenido en Sevilla en una operación conjunta de la Guarda Civil y la Policía española contra el cobro violento de deudas. Concretamente se le acusa de ser cabecilla de un clan al que se le imputan delitos de secuestro, lesiones graves, delitos contra la salud pública, tenencia ilícita de armas y robo con fuerza, según informa www.aljarafedigital.com.

En la operación, llevada a cabo este sábado, fueron detenidas ocho personas en Almonte (Huelva), Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) y en las localidades sevillanas de Benacazón, Espartinas, Arahal, además de en la propia capital. La banda habría sido contratada por un empresario de la construcción, dentro de una red dedicada al cobro de deudas mediante actos violentos.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de abril, cuando los agentes tuvieron conocimiento de que varias personas habían sido testigos del posible secuestro de un hombre en la localidad sevillana de Gelves, al observar cómo unos individuos introducían a otro a punta de pistola en el interior de un vehículo. Las primeras averiguaciones confirmaron que dos personas, esgrimiendo posiblemente un arma de fuego, se habían acercado a un hombre que se encontraba en una calle y, a la fuerza, lo habían introducido en un vehículo, marchándose después del lugar apresuradamente.

Estos hechos fueron denunciados posteriormente por la víctima, que corroboraba los extremos aportados por los testigos. La persona supuestamente secuestrada narraba a los agentes que, una vez en el interior del vehículo, fue despojado de todos los medios electrónicos que pudieran aportar datos de localización sobre el lugar donde era trasladado, tapándole el rostro con algún tipo de trapo y engrilletándolo.

Durante cuatro horas y media estuvo retenido en una finca de Benacazón, recibiendo todo tipo de amenazas y agresiones físicas mientras le reclamaban la suma de 90.000 euros para su liberación. Llegaron a hacerle firmar varios documentos sin poder verlos, y no fue liberado hasta que se comprometió a entregar dos vehículos como garantía de pago, junto a las escrituras de una vivienda.

Este grupo estaba formado, en su mayor parte, por personas vinculadas al mundo del culturismo y del deporte de contacto, con amplios antecedentes policiales. Durante las investigaciones, los agentes consiguieron detectar otra extorsión a un abogado sevillano, al que le llegaron a exigir la cantidad de 79.000 euros por una supuesta deuda contraída con el empresario jefe del grupo. También descubrieron una agresión a otro empresario hostelero de la zona del Aljarafe sevillano, a quien amenazaron de muerte junto a su familia.

Historial delictivo

Manuel Herrera fue condenado a 8 meses de cárcel por su agresión en Bilbao. También en 2017 fue identificado como uno de los participantes en unos incidentes ocurridos en Barcelona al finalizar la marcha españolista por el 12 de octubre.

Y en enero de 2018 fue detenido por tráfico de drogas, un asunto por el que está previsto que sea juzgado después de este verano. Según la Fiscalía, que ide 8 años de cárcel, el ultraderechista «realizaba funciones de seguridad para algunos miembros del grupo y, en ocasiones, amedrentaba a personas pertenecientes a otros grupos que pujaban por realizar la misma actividad delictiva».