La gran cantidad de peces muertos hallados aguas abajo del pantano de Ribarroja y Flix ha sorprendido tanto a los pescadores como a los vecinos de los dos municipios. El Ayuntamiento de Ribarroja está en contacto permanente con la Agencia Catalana del Agua (ACA) y los Agentes Rurales para saber, día a día, los resultados de los análisis del agua del río Ebro en este tramo. Lo primero que han querido asegurar las administraciones locales es la salubridad del agua.

La principal hipótesis para explicar la mortalidad de los peces sería la anoxia (falta repentina de oxígeno en el agua), un fenómeno que aseguran que es habitual en verano, en períodos largos de sequía, cuando los caudales del río bajan o la lámina de agua es muy fina y las temperaturas muy altas, según el ACA.

El episodio ha coincidido temporalmente con unas maniobras en las compuertas de Ribarroja. Como señalan los Agentes Rurales, las estaciones de medida de los parámetros del agua de la Confederación Hidrográfica del Ebro detectaron “cambios en el oxígeno” durante las maniobras de parada y puesta en marcha de la turbina. Pese a la coincidencia, todavía “no está claro” por qué se ha producido la anoxia.

Agentes Rurales y ACA también quieren llegar al final de la cuestión y resolver la causa de la mortalidad de peces en el pantano de Ribarroja y Flix para identificarla y corregirla con el fin de evitar nuevos episodios de cara a futuro. Otra hipótesis es que se haya producido algún fenómeno natural “de explosión de microorganismos, bacterias, microalgas o protozoos, que había ocurrido en algún caso puntual antes”, según los Agentes Rurales. Se descarta la posibilidad de que exista un vertido descontrolado o de productos químicos en el río.

Existe un baile de cifras a la hora de cuantificar el número de animales muertos. La ACA reduce la cifra de peces muertos a algunos cientos, pero los Agentes Rurales no descartan que sean más de cinco mil. Las inspecciones y recogidas de muestras de agua y ejemplares afectados se han realizado conjuntamente y se esperan todavía los resultados de algunos análisis.

La nutria muerta

Los pescadores de la zona informaron de la aparición de una nutria muerta en el río, por las mismas fechas. Después de localizarla y realizar las primeras pruebas en el laboratorio, la muerte de la nutria se desvincula de la de los peces.La alta mortalidad de peces se produjo hace una semana y ha sido indiscriminada y masiva. Han muerto siluros grandes, y alevines de peces de todas las especias, carpas, black bass, luciopercas…

Los Agentes Rurales quieren presentar el caso en el juzgado por su gran impacto ambiental y económico, «es una pequeña catástrofe medioambiental importante y el juzgado debe analizar los hechos y decir la suya, decidir si puede haber algún tipo de responsabilidad», dicen.

La ACA también emprenderá acciones legales si se determina alguna anomalía.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: